Los misterios de la fosa de las Marianas

El espacio puede ser la “frontera final”, pero está lejos de ser la mucho más extraña. Los océanos todavía están llenos de secretos y extrañas maneras de vida, y ningún rincón de la parte húmeda de todo el mundo es mucho más enigmático que la Fosa de las Marianas. Este extendido pozo oceánico en el Pacífico occidental revela nuevos misterios toda vez que un explorador valeroso se aventura en sus mortales profundidades, y sigue sorprendiendo aun al estudioso oceánico mucho más desganado. El día de hoy, tiraremos una ojeada a ciertos de sus puntos mucho más extraños y secretos mucho más perdurables.

10. El tamaño de la Fosa de las Marianas

Para entender aun todas y cada una de las cosas extrañas que suceden en la Fosa de las Marianas, primero debemos entender su tamaño. Es simple meditar que el sitio es solo un orificio profundo y acuoso donde deambulan ciertas criaturas bioluminiscentes alarmantes. De todos modos, no obstante, la Fosa de las Marianas es completamente colosal. Tiene no menos de 1,580 millas de largo y 43 millas de ancho, lo que comprensiblemente provoca que su exploración sea una labor impresionantemente desmoralizadora, aun si ignora la presión del agua y las maneras de vida de aspecto espantoso que avizoran en sus profundidades, que se alargan hasta precisamente 36,000 pies. bajo la área en el punto mucho más profundo de la trinchera, el Challenger Deep.

La Fosa es técnicamente territorio estadounidense, pero ya que un orificio oceánico enorme y súper profundo que tiene dentro toda clase de ecosistemas extraños es por supuesto bastante vulnerable a la manipulación humana, el presidente George W. Bush lo declaró un “monumento nacional marino” en 2009. Esto quiere decir que la mayoría de la Fosa de las Marianas, adjuntado con un montón de fondo marino circundante y múltiples volcanes submarinos, son una reserva marina cuidada.

9. El sonido enigmático de la Fosa de las Marianas

Algo mucho más extrañas que han manado de la Fosa de las Marianas no fué un monstruo marino espantoso, si bien nos sorprendería si la opción no estuviese encima de la mesa toda vez que el enigmático sonido “bio-metálico” que en ocasiones emite de la trinchera se escucha. Los estudiosos marinos han llamado este estruendos prácticamente mecánico y “vibrante” “Western Pacific Biotwang”, y apareció por vez primera en 2014 en el momento en que los científicos registraron los sonidos del océano cerca de la Fosa de las Marianas con robots de buceo llamados “planeadores oceánicos acústicos pasivos”.

El complejo sonido de 3,5 segundos apareció múltiples ocasiones a lo largo del periodo de investigación y, si bien parecía enigmático, los científicos al final eligieron que el culpable mucho más posible es una ballena minke, una pequeña ballena peculiar que puede escucharse como una ballena pequeña. Guerra de las Galaxias efecto de sonido. No obstante, las ballenas minke en sí prosiguen siendo en parte importante un secreto para la ciencia, y todavía no tienen iniciativa de qué se habla la llamada y por qué razón se registró a lo largo de todo el año.

De paso, esta no es la primera oportunidad las escurridizas ballenas minke han desconcertado a los científicos. A lo largo de 50 años, los estudiosos se sintieron desconcertados por un extraño sonido submarino similar a un pato que parecía bastante repetitivo y rítmico para ser otra cosa que no fuese realizado por el hombre, y bastante fuerte para ser un pez. No nos hemos proporcionado cuenta de que este sonido de “pato biológico” era de ballenas minke hasta 2014.

Al enumerar los riesgos de las profundidades marinas, uno piensa cosas como tiburones colosales y quizás gigantes criaturas pulpos. No obstante, lo que no esperarías son volcanes de lodo masivos, lanzando lodo ardiente y extractos de roca desde las profundidades de la tierra a las, eh, profundidades del mar. Aún de este modo, semejantes construcciones naturales hay en la Fosa de las Marianas, que existe en un espacio donde la placa tectónica del Pacífico es empujada hacia abajo por la placa del mar de Filipinas. Esto causa que el área sea un punto ardiente de actividad volcánica, y los volcanes de lodo son una parte del trato.

A propósito, estas construcciones geológicas masivas aportan calidez a los modelos de profundidades donde de otro modo existiría poquísimo. Merced al calor y los minerales de los volcanes de lodo, los estudiosos han encontrado prueba de vida microbiana tan profundo como seis millas debajo la Fosa de las Marianas. Este es un rastro de que la vida puede subsistir en el género de ámbitos extremos que aún no entendemos verdaderamente. Como afirma el líder del emprendimiento Oliver Plumper: ““ Este es otro rastro de una enorme biosfera profunda en nuestro mundo. Puede ser colosal o pequeñísimo, pero finalmente sucede algo que aún no comprendemos “.

Si esa cita no fuese suficientemente ominosa, la Fosa de las Marianas puede progresar su juego volcánico a un nivel aún mucho más extraño: asimismo aloja un volcán submarino que lanza azufre derretido y otro donde las erupciones son dióxido de carbono líquido. La vida bajo el mar es posible que no en todos los casos sea entretenida, pero precisamente es agitada.

7. El Megalodon de la Fosa de las Marianas

En 2018, la película de Jason Statham El meg ingresó al planeta al nuevo término de Tiburones colosales Megalodon que avizoran en la Fosa de las Marianas. La película exhibe que la Fosa de las Marianas tiene un fondo “falso”, tras el como estos súper tiburones estuvieron al acecho en todo momento, pero además de esa característica novedosa, las teorías de la conspiración sobre los megalodones que avizoran en misterio los mares han existido a lo largo de un buen tiempo, y qué ¿Mejor rincón para ocultar su vida de la insignificante humanidad que el pozo mucho más profundo del mar?

Lamentablemente (o por suerte, en dependencia de sus puntos de vista sobre tiburones masivos), es muy improbable que esto sea cierto. La Fosa de las Marianas no podía aguantar teóricamente una criatura tan enorme como el Megalodon y, de todas formas, la criatura acostumbraba a deambular en aguas cálidas y poco profundas. Pero bueno, siempre y en todo momento se puede soñar, ¿no?

6. El abismo de Hadal

El abismo de Hadal es técnicamente un alias grupo para las partes mucho más profundas del océano en el mundo entero, pero la Fosa de las Marianas es donde está en su forma mucho más insuperable. La región transporta el nombre del inframundo de la mitología griega Hades y, lógicamente, es tan intensamente hostil a la vida humana que mucho más personas estuvieron en la Luna de las que se han aventurado allí. Esta es gran parte de por qué razón encierra muchos secretos: sostener a la multitud viva (y el equipo intacto) en las presiones de las profundidades de Hadal es realmente difícil.

Ah, y aquí es donde las cosas se ponen verdaderamente feas: tratándose de la Fosa de las Marianas, el comienzo de la infernal Hadal Deep es casi medio sendero. El Hadal Deep empieza a 20,000 pies bajo la área, al paso que el mucho más profundo (hasta donde entendemos) unas partes de la Fosa de las Marianas tienen mucho más de 35.000 pies de hondura. Entonces, antes de aventurarse allí, quizás realice una carrera de práctica en entre las otras 45 áreas de Hadal en el planeta.

Sí, lo leiste bien. Hay no menos de 46 de estos avernos submarinos desperdigadas por todo el planeta, y solamente hemos rasguñado su área.

5. Sonidos de las profundidades

Los ruidos extraños de las ballenas son una cosa, pero en el momento en que los científicos consiguieron atrapar el audio del pozo oceánico mucho más profundo del mundo en 2016, las cosas se pusieron toda clase de alarmantes. Es de aguardar que el Challenger Deep sea un espacio tranquilamente relajado a 6.7 millas bajo la área, pero las grabaciones detallan que el área está llena de sonidos que semejan sacados de una película de terror.

Sí, las profundidades están repletas de chillidos, gemidos y retumbos, y si bien el sonido ocasional se remonta a una ballena o un terremoto, varios de ellos prosiguen siendo un secreto. Quizás lo mucho más extraño de las grabaciones es visto que de manera frecuente se tienen la posibilidad de oír los sonidos de la área con una claridad asombroso, y las hélices de los navíos y los tifones son precisamente perceptibles en ciertas cintas. En verdad, a los científicos marinos les preocupa que los sonidos conformados por el hombre solo aumenten en el océano, aun en los pozos de las profundidades de Hadal. Entonces tú sabes. En el momento en que las criaturas de las profundidades se levanten indudablemente contra nosotros, los pobladores de la área, es muy posible que sea pues solo vienen a quejarse de sus estruendosos vecinos de arriba.

4. La desquiciada vida marina de la Fosa de las Marianas

Piensa un monstruo de ciencia ficción y hay una aceptable oportunidad de que permanezca una variación en algún rincón del profundidades de la Fosa de las Marianas. Hay amebas parcialmente gigantes que cubren y consumen a sus presas como un monstruo de cubo gelatinoso en Calabozos y Dragones. Hay múltiples criaturas translúcidas y bioluminiscentes. Hay, como es natural, monstruos de varios dientes como el extraño rape y el gran tiburón duende, sin nombrar las criaturas con nombres reveladores como “pez hacha de aguas profundas” y “demonio marino de aleta de abanico”. ¿Qué mucho más avizora ahí abajo? ¡Quién sabe!

Para ser justos, la vida marina de la Fosa de las Marianas no es solo forraje de pesadilla. El depredador mucho más alarmante de la región es un pequeño hombre rosado con perfección sencillo llamado pez caracol Mariana, que se transporta bien sencillamente pues puede vivir. considerablemente más profundo que ciertos de sus vecinos mucho más dentudos. Como puede existir a una hondura increíble de 26.200 pies, es libre de darse un festín con la vida marina mucho más pequeña sin peligro de ser devorado.

3. Los misterios del fondo oceánico

En 2012, James Cameron, sí, el Titánico directivo: se subió a un pequeño submarino en especial hecho y pasó 2 horas y 36 minutos descendiendo al punto mucho más bajo de la Fosa de las Marianas. Esta fue la inmersión a solas mucho más profunda en la narración de la raza humana, y si bien Cameron no descubrió precisamente el Kraken, su aventura causó ciertos desenlaces científicos demasiado atrayentes. Aparte de múltiples pobladores del fondo mucho más enormes y extraños de lo que se espera (si bien no suficientemente enormes para interpretar una película de catastrofes), las áreas del fondo de la trinchera estaban cubiertas por un ecosistema “sorprendentemente extraño” de una gruesa cubierta de bacterias que parecía subsistir únicamente en reacciones químicas entre el agua y la roca.

Es prácticamente seguramente la inmersión de Cameron asimismo se encontraba rascando la área: los estudiosos han estimado que el fondo de la trinchera podría albergar solo 50-100 especies de xenofióforos (esencialmente amebas colosales), y bastante menos todas y cada una de las otras especies que Cameron vio … y no duda, muchas que aún debemos conocer.

2. Toda la Fosa de las Marianas es un secreto enorme

¿Qué entendemos sobre la Fosa de las Marianas? De momento, prácticamente nada. Los estudiosos prosiguen encontrando regularmente enigmática novedosa clase y libremente aceptar que “una gran parte de la trinchera y las áreas circundantes continúan inexploradas”.

En el momento en que verdaderamente piensa en lo que ha leído en esta lista, ¿es de extrañar? Es prácticamente tal y como si nuestro mundo hubiese desarrollado a la medida la Fosa de las Marianas a fin de que fuera un secreto envuelto en un misterio, y ​​lo hiciese lo mucho más bien difícil viable de ver para un frágil humano. Es un espacio de obscuridad total, frío y presiones concluyentes, poblado por criaturas de aspecto alienígena y bombardeado regularmente por permanentes estruendos de fuentes naturales y artificiales. Con todo, hay sistemas de opiniones que tienen avernos menos espantosos.

1. La bestia mucho más espantosa de la Fosa de las Marianas

Sí, como es natural que son humanos. Siempre y en todo momento son humanos, aun en la grieta menos accesible para la gente del mundo.

En 2019, según los reportes, un buzo descubrió múltiples envoltorios de dulces y una bolsa de plástico en la Fosa de las Marianas, unos buenos 35,849 pies bajo el mar. Esto quiere decir que conseguimos contaminar el sitio que solamente empezamos a examinar, y se pone bastante mal. En verdad, un conjunto de especialistas estimó en 2017 que algunas áreas de la Fosa de las Marianas están mucho más contaminadas que varios de los ríos mucho más contaminados de China.

Raramente, varios anfípodos de aguas profundas deambulando en el fondo de la trinchera (y los océanos por norma general) en este momento se están llenando de plásticos y microfibras que manchan el fondo del mar. Queda por ver de qué manera les perjudica esto y qué efecto va a tener su novedosa dieta en el ecosistema del océano en un largo plazo. Las conjeturas de los especialistas, lamentablemente, no son muchos buenas.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *