Los momentos que dieron forma a la vida humana moderna

La evolución de nuestra clase fué … accidentada, por decir lo menos. Más allá de que alguna forma de homínidos y macacos semibípedos existió a lo largo de millones de años, nuestra marcha hacia la civilización actualizada empezó hace parcialmente poco tiempo. En escaso tiempo, nuestra clase pasó por varios cambios monumentales que de a poco brindaron forma a todo cuanto observamos el día de hoy a lo que nos rodea.

Más allá de que ciertos de estos instantes históricos vitales son intuitivos y muy conocidos, otros no son tan obvios. Prácticamente todos, no obstante, solo son visibles en retrospectiva …

8. En el momento en que nos detenemos en 2 pies

Si nos concentramos en lo básico, no existen muchas diferencias entre nuestros ancestros ​​de 4 patas mucho más próximos: los monos capaces. Además de las diferencias inferiores y ciertas mutaciones casuales, posiblemente jamás hayamos podido separarnos bastante de ese estirpe. Entonces, un simio con visión de futuro, o un conjunto de ellos, hace unos 2 o 4 millones de años decidió que ponerse parado era una manera bastante superior de vivir, y desde ese momento no hemos mirado atrás.

La resolución de levantarse 2 pies en vez de 4 puede parecer insignificante y también deducible para la mayor parte, si bien si lo piensas, es un aspecto sin precedentes en el árbol de la vida. Los humanos son las únicas criaturas que han evolucionado para caminar sobre 2 pies, aun si sus virtudes evolutivas repentinas no lo son. claro a la ciencia. Independientemente, el bipedalismo liberó nuestras manos para lograr realizar herramientas mucho más complejas, mejorando el ámbito para todo cuanto vendría, transformándolo en entre los pasos mucho más esenciales en la evolución de los primeros humanos.

7. La domesticación del caballo

Contamos una extendida historia de domesticación de animales para nuestras pretensiones. Desde ovejas hasta vacas y nuestros mejores amigos, los perros, el reino animal está repleto de ejemplos de animales que hemos domesticado y cambiado, y que han jugado un papel esencial en el surgimiento de nuestra civilización.

No obstante, una clase amaestrada fué tan esencial para la raza humana que hemos escrito libros terminados y gacetas históricas sobre el tema: el caballo. Primero domesticado en algún instante 3.000 antes de Cristo en las estepas de Asia Central, el caballo sirvió en un inicio como una aceptable fuente de carne y piel, de la misma otros animales de ganado en ese instante. Próximamente, no obstante, la multitud se percató de que podía emplearse para desplazarse a enormes distancias como ningún otro animal que hayamos podido domesticar. Posiblemente no se hayan dado cuenta en ese instante, pero ese conocimiento se transformaría en entre los mucho más vitales para la raza humana. Las historias de todas y cada una de las civilizaciones euroasiáticas mucho más viejas y mucho más enormes coinciden a la perfección con la crónica de la domesticación de los caballos en sus respectivas zonas. El caballo al final nos dejó salir de nuestro rango con limite y habitar zonas lejanas.

No solo eso, sino asimismo jugó un papel esencial en los ejércitos de prácticamente todos los ejércitos primordiales hasta la invención de la pólvora. La caballería a caballo era de manera frecuente la unidad mucho más vigorosa en los primordiales ejércitos viejos y medievales, y de forma frecuente decidía el curso de una guerra por sí misma.

6. El ascenso del Homo Sapiens

Aun si la mayor parte de nosotros no nos ofrecemos cuenta de esto, los humanos no en todos los casos fueron la única clase de homínidos en el mundo. Somos solo entre las muchas ramas distintas de humanos que evolucionaron desde monos capaces, varios de los cuales quizás no sepamos. Además de esto, tampoco siempre y en todo momento fue evidente que seríamos los últimos de pie. En verdad, las situaciones precisas que nos llevaron a emerger como los últimos campeones de la primera raza de homínidos no son eso. claro. Los neandertales, por poner un ejemplo, eran considerablemente más fuertes que nuestros ancestros ​​homo sapiens, e inclusive tienen la posibilidad de ser capaces de diseñar herramientas tan destacadas como nosotros.

Pese al secreto que circunda a nuestros primeros días, no cabe duda de que la dominación evolutiva del homo sapiens sobre otras especies de homínidos fue uno de nuestros primeros pasos mucho más vitales. Suprimió el único desafío a nuestra hegemonía en el mundo, otros humanos, y de forma directa allanó el sendero para todos y cada uno de los instantes mucho más esenciales de nuestra historia desde ese momento.

5. La era de las revoluciones

Más allá de que la mayoría de esta lista tiene que ver con desarrollos evolutivos y tecnológicos, la crónica de la raza humana está incompleta sin sus jalones políticos y culturales. Donde cerebros mucho más enormes y pulgares oponibles nos brindaron las herramientas físicas para ganar la carrera darwiniana, nuestras resoluciones con la organización de la sociedad de la cual formamos parte, economía y política fueron del mismo modo predominantes en la configuración de nuestra civilización.

En ese sentido, los hechos de Europa en los siglos XVII y XVIII son quizás varios de los mucho más esenciales de nuestra historia popular. En su mayor parte, la mayor parte de la raza humana ha vivido en sociedades jerárquicas y rígidamente estructuradas controladas por un puñado de personas con poder.

Eso cambió en el siglo XVII, empezando con la Revolución Francesa, y al final se extendió al resto de Europa y el planeta. La Revolución Industrial, un instante esencial por derecho propio, llevó a la multitud a reclamar mejores derechos y condiciones de vida, lo que acabó con las revueltas masivas observadas en los sitios de trabajo de europa a objetivos del siglo XVII y XVIII, incluyendo las colonias.

Este periodo sentó las bases para la lugar de este mundo en parte importante liberal, democrática y creada de el día de hoy, donde la mayor parte de la población está libre de la amenaza del apetito o los enfrentamientos. Las revoluciones como la Revolución Francesa, la Revolución De america y la 1848 La ola de revoluciones en Europa occidental desencadenó el reordenamiento de la sociedad, la economía y la composición política apartándose del feudalismo y a favor del sujeto, dando paso a todas y cada una nuestras ideas modernas de derechos humanos, independencia, independencia de fe, etcétera. .

4. La edad de oro islámica

Más allá de que Europa fue el sitio de nacimiento de varios de los mayores avances sociales y políticos de la era actualizada temprana, la revolución científica ahora había ocurrido siglos antes en una zona de todo el mundo totalmente diferente.

La Edad de oro del Islam – del siglo VII al XIII – fue en el momento en que hemos proporcionado el mayor salto hacia adelante en nuestra entendimiento científica de todo el mundo. Ciertas primeras ediciones de la mayor parte de los campos de la ciencia actualizada, como la medicina, el vuelo, la química, la astronomía, etcétera., se desarrollaron por vez primera en esa zona merced a investigadores de todo el planeta que fueron alentados por el califa y otros mandatarios locales. El periodo fue tan influyente que, durante esa temporada, el árabe fue el idioma global de la ciencia. Ese hecho es visible en los vestigios del árabe que todavía están en una gran parte de nuestros estudios científicos modernos. léxico; por poner un ejemplo, Alabamagebra, Alabamachemy Alabamagoritmo, etcétera.

Lamentablemente, todo eso llegó a un abrupto final con el asedio mongol de Bagdad. Su biblioteca, la mucho más grande de todo el mundo en ese instante, fue incendiada. Independientemente, el saber que conseguimos de ese periodo preparó el ámbito para muchos de nuestros mayores logros científicos desde ese momento, como la era europea de la exploración, la era industrial y la máquina de vapor.

3. El enorme salto adelante

Para la mayor parte de la multitud, probablemente sería una sorpresa que a lo largo de la mayoría de nuestra historia, no sucediese nada. Como es natural, hubo esa pelea existencial con los otros humanos que comentamos previamente, si bien además de elegir el destino existencial, sí / no, de la raza humana, no logró nada matizado por la raza humana. A lo largo de millones de años, el homo sapiens y otras especies humanas prácticamente no tuvieron enormes adelantos científicos. Eso fue, no obstante, hasta el momento en que algo sucedió hace unos 60.000 años, en el momento en que todo cambió.

Los arqueólogos todavía hallan prueba clara de un salto masivo en la tecnología de fabricación de herramientas, la composición popular, el lenguaje, el arte y otros muchos campos en esa temporada, y lo han llamado el Enorme salto adelante. Posiblemente haya sido merced a una mutación fundamentada en el lenguaje en nuestros cerebros en ese instante, si bien con lo que entendemos con seguridad, asimismo podría ser algo aleatorio. Lo que sí entendemos, no obstante, es que el Enorme Salto Adelante es una línea clara que nos divide de los hombres primitivos parcialmente primitivos y de la clase lista para apoderarse la luna más adelante lejano.

2. Escritura

Más allá de que bastante gente considerarían el avance del lenguaje como un avance bastante esencial en nuestra historia, y completamente lo es, es bien difícil elegir sobre una definición singular de “lenguaje”. Muchas etnias viejas se comunicaban con sistemas de lengua que solamente nos serían identificables, pero que cumplían con todos y cada uno de los criterios de lo que se piensa que es una lengua. La gente estuvieron utilizando algún género de lenguaje para charlar entre sí desde el instante en que contamos memoria.

No obstante, la escritura puede considerarse un marcador claro, puesto que tenemos la posibilidad de decir con precisión cuándo y dónde producido. Brotó de manera sin dependencia, en distintas instantes de la historia, en el Próximo Oriente, China y Mesoamérica. Todos y cada uno de los sistemas de escritura de el día de hoy tienen sus raíces en esos primeros lenguajes, tal como en la mayor parte de las etnias.

La escritura dio un impulso al avance humano como ninguna otra cosa, permitiéndonos, por vez primera en nuestra historia, registrar, manejar, guardar y dar a conocer información de forma fiable. Por servirnos de un ejemplo, los en general en este momento tienen la posibilidad de redactar los datos de sus peleas, dando permiso que los futuros comandantes empleen esa información en sus peleas. Los mandatarios podían mandar sus edictos de forma fiable sin peligro de manipulación, etcétera. La escritura nos ofreció una manera de usar la información como jamás antes y formó la base de todas y cada una de las civilizaciones mucho más predominantes de la historia.

1. La revolución agrícola

Más allá de que varios historiadores y arqueólogos consideran que la resolución de establecerse en sociedades agrícolas, en contraste a las bandas de cazadores colectores, fue el próximo paso evidente en la evolución humana. Los primeros labradores habrían debido someterse a varios cambios masivos en su historia diaria, como en la dieta, la vivienda, la composición popular, etcétera., para continuar con su nuevo modo de vida. No fue un trato precisamente bueno, y poco a poco más especialistas están comenzando a cuestionar por qué razón lo hicimos.

Pese a sus provecho evolutivos, la revolución agrícola fue todavía un instante vital en la narración de la raza humana. Merced a la agricultura, al final podríamos vivir mucho más tiempo, acrecentar nuestra población y, lo que es más esencial, dejar en libertad a gran parte de la población de la producción de alimentos.

los especialistas en otros campos, como artistas, burócratas, pensadores, en general militares, brindaron paso a civilizaciones aún mucho más enormes y triunfantes, que influyeron de manera directa en de qué manera se estructuran las sociedades aun actualmente.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *