Más cosas extrañas que podrían estar ocultas en el Vaticano

El Vaticano es un espacio enigmático y existen muchos comentarios sobre el contenido de sus conocidos Ficheros Misterios. Ahora te contamos ciertas cosas mucho más extrañas y alarmantes en teoría ocultas en esta compilación ultrasegura, pero resulta que sencillamente estábamos rascando la área. Aquí existen algunas cosas mucho más extrañas que podrían estar escondes en el Vaticano.

Prueba de que Jesús existió (o no existió)

Si Jesucristo existió o no es un punto común de discordia entre los fieles y los no fieles. Sin emabargo, algún susurro que la iglesia católica ahora podría tener una contestación a esta pregunta atemporal, y que esa contestación podría estar en los límites de los Ficheros Misterios del Vaticano.

Ahora hemos citado que varias personas suponen que los Ficheros Misterios podrían contener documentación del estirpe de Jesús, pero eso es solo la punta del iceberg: ciertas teorías comprometen que el Vaticano asimismo podría sentarse en pruebas seculares terminantes que comprueban la presencia de Cristo o prueba que Jesús, o por lo menos la versión de él que se detalla en la Biblia, jamás existió. Se estima que esta prueba procede de la correo original entre el emperador Nerón y San Pablo.

Como es natural, Si usted piensa que la teoría es alguna y que la Iglesia verdaderamente tiene cartas tan monumentalmente esenciales a su predisposición, exactamente el mismo hecho de que las guarden bajo llave en las cúpulas del Vaticano donde absolutamente nadie puede verlas probablemente le da una pista de si comprueban o niegan la presencia de Jesús. Tras todo, si verdaderamente tuviesen pruebas definitivos sobre la figura central de la religión católica, ¿no estarían chillando sobre ello en los tejados?

Artefactos religiosos de máxima importancia

Existen muchos artefactos legendarios socios con las religiones judeocristianas generalmente y el catolicismo particularmente. Naturalmente, en general se cree que se perdieron en algún rincón de los altercados de la historia, y posiblemente ciertos de ellos no hayan existido primeramente. O … ¿es de este modo verdaderamente?

No según con ciertas teorías, que ponen virtualmente todos y cada uno de los artefactos religiosos que Indiana Jones ha perseguido en algún rincón en los Ficheros Misterios del Vaticano. ¿La Cruz Verídica donde Jesús fue crucificado? ¿El Arca de la Coalición? ¿El Santurrón Grial? ¿La corona de espinas? Está todo ahí, creen ciertos.

Evidentemente, una gran parte de esta teoría particularmente se apoya en la suposición de que el Vaticano es esencialmente los Illuminati, que pasa su tiempo operando en conjunto misterio y juntando artefactos históricos por causas que solo ellos conocen. De todos modos, uno no puede eludir preguntarse qué ganaría la Iglesia al esconder varios de los elementos conocidos descritos por la Biblia y múltiples leyendas de la multitud. Uno pensaría que ganarían considerablemente más cree si el Papa bailara en su próximo servicio dominical manteniendo el Beato Grial y ciertos trozos de la Verídica Cruz.

O sea algo que verdaderamente entendemos que el Vaticano tiene en sus ficheros: Bartolomeu Lourenço de Gusmão Se conoce su sitio en los anales de los primeros aviadores, y sus diseños para una máquina voladora de principios del siglo XVIII aun se han exhibido en Lux en Arcana, una selección de exhibiciones de los Ficheros Misterios que recorrieron museos distinguidos en 2012. No obstante, esto no provoca que el archivo sea menos peculiar.

Lourenço de Gusmão era un sacerdote brasileiro fascinado por la aviación y la navegación. En 1709, estaba en Lisboa en el momento en que fue testigo de su epifanía al estilo de la “manzana que cayó sobre la cabeza de Isaac Newton” en el momento en que vio que el aire ardiente cerca de la llama de una candela hacía que una pompa de jabón se elevase hacia arriba. , que acabó con la creación del primer dispositivo mucho más rápido que el aire: una versión pequeña del globo aerostático.

No obstante, Lourenço de Gusmão solamente empezaba. Su última creación fue un enigmático dispositivo volador, cuyos diseños están en posesión del Vaticano. La máquina se conocía como “Passarola” y era una composición complicada, similar a un pájaro, llena de cilindros y protuberancias, diferente a todo cuanto la aeronáutica actualizada tiene guardado. Tras eso, las cosas se vuelven confusas. Ha podido haber construido un versión de tamaño terminado de la máquina, y una vez que no funcionó como se suponía, regresó a la mesa de dibujo y empezó a presenciar con modelos. Más allá de que no fue sin éxito, semeja que por último se encaró a la Inquisición, que, como era de aguardar, había puntos de vista sobre hombres voladores … y los frutos de su trabajo acabaron en los Ficheros Misterios del Vaticano.

Todo sobre los Illuminati

¡Ah, los Illuminati! Son el todo y el objetivo de casi todas las teorías de la conspiración que se respetan a sí mismas, con lo que no es una sorpresa que el Vaticano tiene su una parte de teorías con esta supuesta camarilla de mandatarios en la sombra que secretamente mueven los hilos de todos. Ciertos proponen que la enigmática organización es en misterio un enorme fanático de la documentación meticulosa, y los Ficheros Misterios del Vaticano son la vivienda de todos y cada uno de los datos de sus ocupaciones. (Lamentablemente, esta teoría no afirma si los Ficheros tienen espacio para algún otro material, con el enorme volumen de papeleo que tienen que producir todas y cada una de las conspiraciones en las que en teoría están comprometidos los Illuminati). Varios entusiastas de la conspiración llevan las cosas aún mucho más lejos y proponen que el Illuminati carreras los Ficheros Misterios.

Bastante de esto probablemente se deba a un fácil fallo de traducción. Más allá de que los Ficheros son muy únicos, no hay nada “misterio” sobre ellos, o cuando menos, no comunican el misterio en el nombre. Mira, el nombre terminado de los Ficheros es Archivum Secretum Apostolicum Vaticanum, y la parte “secretum” no significa de todos modos “misterio” en un sentido confidencial en lo más mínimo. Una traducción mucho más próxima sería “Los ficheros personales del Vaticano”, o quizás aun “Los ficheros privados del Vaticano”, que es bastante menos enternecedora que los “ficheros misterios”, que es esencialmente una promesa de una guarida maligna llena de conocimiento contraindicado.

Prueba de una papa

Papa Juana, una papa que en teoría se sentó en la Cátedra de San Pedro cerca del año 855, es un tema especial para la iglesia católica más allá de que unos 500 contenidos escritos históricos la hablan de particularmente. Diríase que Joan escapó de la crueldad y la pobreza de la temporada disfrazándose de un clérigo llamado John Anglicus, que significa “John inglés”, un nombre entretenido de estafador en sí. Ella era suficientemente especialista y habitual para subir la escalera de la iglesia hasta la situación de cardenal, y por último fue “la decisión de todos para el Papa”.

Fueron tiempos turbulentos y violentos en Roma, y ​​los papas fueron verdaderamente matados a martillazos por clérigos ambiciosos. Es bien difícil sostener a una papa esconde de la historia, aun si se encontraba interpretando el papel de un hombre, en especial pues varios contenidos escritos hablan de que fue escogida mientras que se encontraba embarazada y que de todos modos tuvo al hijo en la mitad de su progresión papal. Varios contenidos escritos dicen que ella como el niño fueron asesinados. Ciertos aseguran que “fue mandada a un convento”, pero la pequeña al final se transformó en obispo. Con independencia de las consecuencias, la imagen residual de una papa mujer persistió, con los nombres de las calles, las cartas del Tarot y otras posibilidades y finales con su nombre. ¿O eran ellos? ¿Existió en algún momento primeramente?

La iglesia no es entusiasta de la historia del Papa Juana, y múltiples eruditos aseguran que no es mucho más que una extraña “historia de historia legendaria urbana de la Edad Media” o un cuento con moraleja. Existe la teoría de que la mención del Papa Juana ha podido haberse colgado en ciertos manuscritos esenciales como una broma tras la desaparición del creador, y la historia prosiguió repitiendo la patraña. Aún de este modo, al paso que el ex- directivo de los Ficheros Misterios del Vaticano ha proclamado que “no hay prueba ni documentación” en los Ficheros del Papa Juana o Papa John Anglicus … que, evidentemente, expone el interrogante: ¿Existe alguna prueba en los Ficheros de que ella no lo hice existir, entonces? ¿O hay algo que no nos están diciendo?

El último papa

El Papa Francisco no está precisamente escondido en el Vaticano. Por contra, es de forma fácil la persona mucho más aparente en el mini-país y entre las figuras mucho más reconocidas de todo el mundo entero. No obstante, si crees Profecía de Petrus Romanus – asimismo popular como el Profecía de los Papas – asimismo es un heraldo del fin de los tiempos. La profecía fue redactada en 1143 por el arzobispo de Armagh, quien visitaba al Papa Inocencio II en Roma en el momento en que tuvo una extraña visión sobre los “futuros papas” como una letanía de oraciones enigmáticas que los describen. El Arzobispo lo escribió todo, y resulta que el último Papa de la lista, que según la profecía es una señal del fin de los días, es el llamado “Petrus Romanus” o Pedro el De roma. Su entrada en la profecía afirma: “En persecución extrema, la sede del La Santa Iglesia Romana va a estar ocupada por Pedro el De roma, quien nutrirá a las ovejas por medio de muchas preocupaciones, en el término de las que la localidad de las siete lomas va a ser destruida, y el excelente Juez juzgará a su pueblo. El objetivo.” Uy.

Más allá de que semeja que solamente conecta al amable viejo Francisco con este enigmático Papa final es visto que una vez fue retratado con un cordero y realmente bien puede haberle dado gominolas silenciosamente, asimismo está visto que todas y cada una de las otras entradas se han emparejado con 111 papas que vinieron antes que él. Aún de esta manera, debe tenerse presente que en el auténtico estilo de la profecía, las oraciones son suficientemente vagas para que se logre llevar a cabo prácticamente cualquier cosa con ellas. Por servirnos de un ejemplo, la entrada de Juan Pablo II afirmaba “De la tarea del sol”, y el precursor de Francisco, Benedicto XVI, era sencillamente “Gloria del olivo”.

El auténtico rostro de Cristo

seguramente todos tengamos un concepto de de qué forma era Jesús, merced a los verdaderamente millones de imágenes que detallan su rostro, o, por lo menos, la imagen de un tipo blanco, barbudo con un halo, vestido con túnicas inmaculadas. De todos modos, el Jesús bíblico vivía en Galilea, una zona montañosa en el norte de Israel, y era carpintero de trabajo, conque como apunta la BBC, probablemente se habría visto considerablemente más obscuro y desaliñado de lo que todas y cada una esas pinturas del altar te harían opinar.

Evidentemente, según ciertos, carece de sentido elucubrar, pues el Vaticano (o cuando menos los altos mandos del Vaticano con bastante autorización de seguridad) es absolutamente siendo consciente de de qué forma era Jesús. Hay una teoria que los Ficheros Misterios del Vaticano tienen la posibilidad de contener múltiples “representaciones contemporáneas de Jesús”, lo que significa retratos formales pintados por la gente que lo conocieron en la vida real.

Por otro lado, debe tenerse presente que a evaluar por el arte de las comunidades judías en ese bien difícil período temporal, semeja bastante improbable que alguien hubiese podido llevar a cabo un retrato de Jesús con calidad renacentista.

Los enigmáticos huesos de San Pedro

Entre los secretos mucho más perdurables del Vaticano, cuando menos de los pocos hermosos que no están relacionados con los Ficheros Misterios, es el hallazgo de los huesos de San Pedro. Las nueve piezas de hueso que el Vaticano muestra como las del Primer Apóstol fueron encontradas en 1939 en una necrópolis bajo la basílica homónima de San Pedro, descansando en una caja de zapatos sin liturgias. Más allá de que esto puede parecer un espacio incierto para asaltar los huesos del tipo que de todos modos provoca que la conocida iglesia del Vaticano se realice tras él, la iglesia precisamente semeja interesada en ellos. En 2013, el Papa Francisco aun presentó al público los presuntos huesos del primer Papa en un servicio dominical que incluyó un segmento donde rezó frente ellos.

La historia cuenta que a un trabajador de la basílica le habían dado lo que quedaba en un ataúd con la inscripción “Petros Eni” (en heleno, “Pedro está aquí”). Entonces, el trabajador los arrojó en la infame caja de zapatos y los guardó en un armario. Décadas después, una estudiosa de las antigüedades griegas llamada Margherita Guarducci descubrió la historia y también notificó al Papa Pablo VI.

Raramente, todos y cada uno de los papas han eludido declarar abiertamente que los huesos son cien por ciento los de San Pedro. Lo mucho más próximo a un “sí, son lícitos” que recibimos fue en 1968, en el momento en que Pablo VI aseveró que los huesos habían sido “determinados de una forma que tenemos la posibilidad de estimar convincente”. No obstante, varios arqueólogos no están en concordancia, lo que no asistencia precisamente dado que ninguno de los papas haya tolerado que los especialistas efectúen una investigación conveniente de los huesos. ¿Por qué razón? Oh, por una supuesta maldición de hace mil años que en teoría cae sobre todos y cada uno de los que perturban “la paz de la tumba de San Pedro”.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *