Más mitos y conceptos erróneos sobre el cuerpo humano

El cuerpo humano es, con bastante, algo mucho más enigmáticas de todo el cosmos. Con lo que entendemos, de los cientos de millones de estrellas y planetas que hay, no hay nada como nosotros en ninguna parte. Nada con la capacidad de hacer lenguaje y tecnología como la raza humana, y nada que haya evolucionado hasta ser tan capaz o complejo. Pero pese a todo cuanto entendemos y todo cuanto tenemos la posibilidad de llevar a cabo, todavía hay varias cosas que no comprendemos sobre el desempeño de nuestro cuerpo. Y no solo eso, sino somos de manera continua víctimas de mitos y desinformación.

10. No hay 10 ocasiones mucho más bacterias que células

Si recibes suficientes mensajes de mail de tus familiares mayores o visitas suficientes websites que trafican con datos con apariencia de mordisco, probablemente te habrás encontrado con la iniciativa de que los humanos están formados por bacterias en una escala que sobrepasa a nuestras células diez a uno. En verdad, puedes hallar la historia compartida en ciertos websites bastante visibles.

Resulta que, si bien poseemos muchas bacterias en nuestro interior, no es a la escala épica que varias personas han supuesto anteriormente. Estudiosos de Israel y Canadá llegaron a la conclusión de que la proporción entre bacterias y células es mucho más próxima a uno a la vez. En ciertos casos, un individuo tiene la posibilidad de tener una proporción de bacterias respecto a las células humanas de hasta 2 a uno. Pero 10 a uno está fuera de sitio y sería el propio de un humano con una salud dificultosamente estropeada.

Las cantidades son tan ajustadas para varias personas que los estudiosos han afirmado que las células humanas tienen la posibilidad de terminar triunfando a las bacterias inmediatamente después de ir al baño

En lo que se refiere al mito de las 10 ocasiones, brotó de una estimación efectuada en 1972 por un microbiólogo que no se fundamentó en una ciencia sólida, sino más bien en una fácil iniciativa

9. El glutamato monosódico no es amenazante para el cuerpo humano

La comida china para llevar es un enorme negocio en USA. La multitud gastan una cantidad enorme de millones en ella de año en año. Si bien fué habitual, asimismo estuvo bajo el mito de que está cargado de glutamato monosódico. El glutamato monosódico, como es mucho más popular, es un maximizador del gusto que fué tan demonizado como todos ingrediente en la crónica de la nutrición.

Ahora en la década de los 70, se charlaba de que el glutamato monosódico ocasionaba de todo, desde problemas hasta diarrea y cáncer. El New York Times en 1978 escribió sobre de qué manera ocasionaba daños cerebrales en los animales y algo llamado “síndrome de la comida china”. Un producto de 1984 se refería al “La amenaza de la comida china“Y atribuyó la hiperactividad y el cáncer al aditivo.

Con muchos años de productos llenos de desprecio, uno pensaría que habría muchas pruebas científicas que lo respaldaran. Resulta que no es verdad

El glutamato monosódico es una manera estabilizada de una substancia llamada glutamato. El glutamato está de manera natural en varios alimentos, como los tomates y el queso. Asimismo es algo que el cuerpo humano genera y marcha como neurotransmisor. El glutamato monosódico es exactamente la misma substancia que se estabiliza con la sal. En consecuencia, no incluye nada que logre ocasionar enormes problemas médicos

Varias personas piensan que son alérgicas, pero eso tampoco es verdad. Se tiene la posibilidad de tener una sensibilidad a esopero químicamente es imposible tener una alergia al GMS. Las alergias comprometen una proteína llamada IgE que es un anticuerpo. El glutamato monosódico no puede ocasionar esta clase de reacción

Los orígenes del mito del GMS se remontan a finales de la década de 1960 en el momento en que un científico estadounidense, aquejado de incomprensibles problemas y mareos, llegó a la conclusión de que tenía que ver con la comida china que había estado comiendo. La historia se sostuvo y el mito jamás desapareció

Desde ese momento, una investigación tras otro no consiguió relacionar el glutamato monosódico con ningún problema médico esencial

8. Su cuerpo no es un 70% de agua

Si deseas una confirmación de que los humanos son en la mayoría de los casos agua, no procures mucho más que el episodio de 1988 de Star Trek: The Next Generation en el que la tripulación del Enterprise revela una exclusiva forma de vida que tiene relación a los humanos como “horripilantes bolsas de agua en su mayor parte”. Desde hace unos años, aun los que no son Trekkies piensan que el cuerpo humano está compuesto de precisamente un 70% de agua Pero eso no es verdad. Por lo menos, no en todos los casos.

El cuerpo humano pasa por varios cambios de un día para otro, da igual cuántos poseas. En el momento en que comienzas en la vida, de todos modos andas mucho más cerca del 78% de agua. Desde el año, bajas a un 65% hasta la adolescencia.

Tu sexo tiene un efecto en el contenido de agua puesto que, por norma general, los hombres son un tanto mucho más aguados que las mujeres. Los jovenes hombres pierden cerca del 60% y las mujeres el 55%. Las mujeres pierden otro 5% al llegar a la edad avanzada, un 20% menos de ese 70% del que todos hemos oído charlar

En el momento en que una mujer llega a los 50 años, puede caer bajo el 50%, situándose en torno al 47%. En este punto, aun los extraterrestres de Trek estaban equivocados, ya que por el momento no eres “en la mayoría de los casos” agua por definición

7. No precisas 8 horas de sueño

Tras un largo día de trabajo, o sencillamente de sentarse eludiendo el trabajo, nada sienta tan bien como meterse en cama para reposar bien. La norma establecida es que precisas ocho horas ininterrumpidas cada día para estar bien descansado y dispuesto para enfrentar un nuevo día.

La noche de ocho horas es una invención parcialmente novedosa en el enorme esquema de la historia humana. Biológicamente, los humanos semejan haberse amoldado mejor a los ciclos de sueño. Un primer sueño seguido de un periodo de tiempo de vigilia y después un segundo sueño

La historia exhibe que este procedimiento de reposo se encontraba bastante extendido en el mundo entero. Solo con la llegada de la Revolución Industrial y la iniciativa de que podíamos mantenerse lúcidos y llevar a cabo otras cosas durante la noche, se generalizó la creencia de que precisábamos un sueño ininterrumpido. Los relojes se transformaron en profesores de liturgias y la multitud se preocupaba mucho más por los horarios, con lo que hacía y de momento. Eso se tradujo en estimar un periodo de tiempo de sueño sólido y definido, si bien no fuese natural

6. La grasa no puede transformarse en músculo

La industria de los regímenes y el ejercicio desplaza centenares de miles de millones de dólares americanos por año. Desde suplementos hasta gimnasios, proyectos de dieta y considerablemente más, la multitud está preparada para abonar bastante por la posibilidad de vivir una vida mejor y mucho más saludable. Eso significa comer mejor, llevar a cabo ejercicio y transformar toda esa grasa en músculo. Salvo que, en un sentido muy real, eso es realmente difícil. Pese al carácter de eslogan de la afirmación, la grasa es imposible transformar en músculo.

Asimismo oirás de forma frecuente que si te vuelves perezoso, si no prosigues realizando ejercicio, tus músculos engordarán. Eso tampoco es verdad. Son 2 géneros de tejido totalmente distintas en nuestro cuerpo y no hay forma de que uno se transforme en el otro. Es tal y como si un perro se transformara en un gato

Puedes ganar y perder músculo y grasa en dependencia de tu dieta y nivel de actividad física. No obstante, la grasa es tejido adiposo y el músculo necesita proteínas.

5. No hay forma de probar que sus huellas digitales son únicas

En el momento en que la policía descubrió las huellas digitales, todo el planeta de la criminología cambió para toda la vida. Un testigo por el momento no era primordial para detectar al creador de un delito. Dejaron pruebas invisibles en el sitio de los hechos que podían indicar con solidez el dedo acusador bastante una vez que se hubiese cometido un delito.

Los primeros estudiosos se percataron de que cada huella dactilar tenía un patrón propio de lo que llaman bucles y espirales. Estos no cambian transcurrido el tiempo, y si un dedo padece una lesión, la huella regresa a medrar precisamente como era antes. Hablamos de un identificador único y también increíble, y cada individuo en la tierra tiene su grupo único. O eso dicen. Pero, ¿de qué manera se conoce?

Es verdad que las huellas digitales son muy singulares. Pero asimismo es realmente difícil decir que no hay 2 personas que tengan exactamente las mismas huellas digitales.. salvo que se tomen verdaderamente las huellas digitales de todos y cada uno de los humanos de la tierra y se equiparen. En verdad, es realmente difícil llevar a cabo la afirmación de manera determinante. Fué una buenísima suposición todos estos años

La ciencia de las huellas digitales es sólida y confiable, pero no es eficaz. Hubo un puñado de casos, unas un par de docenas en USA, en los que se encontró a personas enlazadas equivocadamente a delitos gracias a fallos en las huellas digitales.

4. No hay razón para no despertar a un sonámbulo

Es una creencia muy arraigada entre bastante gente que despertar a un sonámbulo significa una perdición segura. Como es natural, la razón es un tanto menos simple de comprender. La vieja superstición era que su alma había descuidado su cuerpo y que, si se despertaba, estaría culpado a vagar por ahí para toda la vida.

En años siguientes, la creencia era que si despertabas a un sonámbulo, sencillamente lo matabas. El choque en su sistema sería tan profundo que le daría un ataque al corazón y se terminaría todo. Entonces, ¿qué le sucede verdaderamente a tu cuerpo en el momento en que eres sonámbulo y alguien te lúcida?

Despertar del sonambulismo es el lo mismo que despertar de cualquier sueño en lo relativo a su fisiología. Si bien tiende a ser mucho más bien difícil despertar a un sonámbulo que a alguien que duerme en su cama, eso hay que sencillamente al hecho de que andas intensamente dormido mientras que eres sonámbulo

Físicamente, no deberías tener prácticamente ninguna necesidad de inquietarte por un peligro de ataque al corazón alén de lo que te preocuparía despertarte de algún otro estado de sueño

3. La leche no hace más fuerte los huesos

En la década de 1980, la industria láctea lanzó una campaña que, hasta este día, muchas personas reconoce instantaneamente. El eslogan “La leche: funciona bien para tu cuerpo” se propagó tanto que pasó a ser parte del zeitgeist y entró en otras unas partes de la civilización pop como una broma.

A los pequeños se les dijo a lo largo de años que tienen que tomar leche si desean tener huesos fuertes. Precisas el calcio y la vitamina D para hacer mas fuerte tu esqueleto y tus dientes y impedir la osteoporosis en la vejez

La Facultad de Harvard procuró saber si existía una relación entre el consumo de leche y la consistencia ósea. Estudiaron 77.000 mujeres a lo largo de una década. Al cotejar los desenlaces de las que tomaban un vaso de leche por semana o menos con las que tomaban 2 o mucho más, no hubo diferencias importantes en el número de fracturas de brazo o de cadera

Una investigación posterior efectuó un rastreo de 330.000 competidores masculinos y los desenlaces fueron exactamente los mismos. Los datos enseñaron que la consistencia ósea modificaba en un corto plazo, pero tras unos cuantos años, tomar leche o tomar suplementos de calcio no parecía tener ningún efecto

Conque, si bien la leche tiene la posibilidad de tener ciertos efectos en un corto plazo sobre la consistencia ósea, las ventajas en un largo plazo tienen la posibilidad de no estar ahí. Esto no significa que tomar leche sea malo, pero es posible que no sea tan bueno para el organismo como se pensaba

2. La miel no es preferible que el azúcar

El azúcar es malo. Los médicos y dietistas nos lo repiten constantemente. Hay una industria artesanal en Youtube que exhibe a la multitud la proporción de azúcar que hay en los huevos de Cadbury o en los refrescos, para que la multitud lo suprima de su dieta. Y, evidentemente, requerimos algo de tiernicidad en nuestras vidas, todo con moderación y todo eso. Entonces, ¿cuál es la opción alternativa, la miel?

La miel se ha promocionado a lo largo de bastante tiempo como superior al azúcar blanco refinado y a otros edulcorantes procesados como el medicamento de maíz de alta fructosa. La manera en que se muestra de forma frecuente es que es natural y, por consiguiente, mejor para usted

Lo cierto es que la miel es prácticamente precisamente lo mismo que el azúcar en lo relativo a tu cuerpo. Hay escasos nutrientes incluidos, una cantidad insignificante en verdad, y su cuerpo los trata del mismo modo que trata cualquier azúcar

La mayor diferencia entre la miel y el azúcar es de qué manera perjudica a los escenarios de azúcar en sangre. La miel tiene un índice glucémico mucho más bajo, con lo que no hace picos como el azúcar. Pero asimismo tiene mucho más calorías

Eso quiere decir que no es siempre mala para ti, pero decir que es preferible que el azúcar es engañoso. Es exactamente lo mismo, y deberías gozar de uno o de los dos con moderación

1. Las multivitaminas no hacen nada por ti

Hulk Hogan acostumbraba a decir a los pequeños que debían tomar sus vitaminas. Las vitaminas de los Picapiedra prosiguen estando, y tratan de incitar a los pequeños a sostenerse sanos de manera entretenida. Se prevé que el mercado global valga la pena 300.000 millones de dólares americanos en 2024

Más allá de que es verdad que el cuerpo humano precisa muchas vitaminas y minerales para marchar, lo que es bastante menos es cierto que precisa conseguirlos en formas entretenidas y con gusto a fruta de una botella Las indagaciones demostraron que que tomar multivitaminas no posee ningún efecto observable sobre las opciones de contraer cáncer, patologías cardiacas, diabetes, deterioro cognitivo o una sucesión de otras dolencias. Por otra parte, un exceso de vitaminas tiene la posibilidad de tener efectos negativos para la salud

Las mujeres embarazadas se favorecen de suplementos como el hierro y el ácido fólico. Pero todos los otros en el planeta probablemente estarían mejor con una dieta balanceada que les dé los nutrientes que precisan de manera natural

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *