Misterios espeluznantes que aún acechan a Canadá

Anteriormente, hemos repasado ciertos secretos de los USA que aún desconciertan a historiadores, académicos y apasionados al delito. El día de hoy, nos transportamos al norte de la frontera para examinar interrogantes afines de la narración de Canadá.

10. La desaparición del hombre mucho más fuerte de Canadá

A lo largo de la década de 1980, Adolfo Bresciano entretuvo al público como luchador profesional para la Federación Mundial de Pelea Libre bajo el nombre de Dino Bravo. Ovacionado, en ocasiones, como “el hombre mucho más fuerte de Canadá”, Bravo retrató a un tipo malo que con frecuencia incorporaba elementos antiamericanos para vilipendiarlo a los ojos del público.

Lamentablemente, a inicios de los 90, el reconocimiento del hombre fuerte empezó a decaer. Por último dejó la compañía en 1992 y tenía la intención de empezar a entrenar a luchadores mucho más jóvenes. No obstante, sus proyectos jamás se materializaron en tanto que el 10 de marzo de 1993, Bravo fue encontrado fallecido en su casa, sentado en frente de un juego de hockey. El hombre de 44 años había recibido 17 tiros en la cabeza y el torso.

Comentarios Próximamente apareció de otros luchadores que conocían a Bresciano que su ex- compañero usó los nudos que tenía con el delito ordenado canadiense y se implicó con una red de contrabando de cigarros para complementar sus capital. En teoría, Bravo sabía que sus días estaban contados por el hecho de que la cagó y dejó que la policía incautara un cargamento. Como es natural, todo lo mencionado es un rumor, en tanto que su homicidio aún continúa. no resuelto para este día.

9. La desaparición de Ambrose Small

A fines del siglo XIX y principios del XX, el empresario de Ontario Ambrose Small logró su fortuna abriendo teatros en múltiples ciudades de la provincia. El 1 de diciembre de 1919, Small efectuó la transacción comercial mucho más grande de su historia en el momento en que vendió sus características de teatro por $ 1.7 millones de dólares estadounidenses canadienses. Veinticuatro horas después, sencillamente desaparecido, dejando atrás su fortuna.

La investigación sobre su desaparición no empezó de todos modos hasta principios de 1920. Small, un mujeriego sin complejos, acostumbraba a irse sin previo aviso, normalmente acompañado por una artista o una chavala de cabaret que llamaba su atención. Su mujer y su letrado aceptaron que sucedió lo mismo esta vez. No fue hasta el momento en que pasaron ciertas semanas sin novedades de él que se preocuparon lo bastante para alertar a la policía.

Al comienzo, daba la sensación de que este podría ser un caso abierto y cerrado. Poco tras la desaparición de Small, su exsecretario, James Doughty, asimismo desapareció. No solo eso, sino fue visto por última vez en un banco cobrando bonos de en torno a $ 100,000. Precisamente, esto era sospechoso, con lo que la policía empezó a buscar a Doughty y lo alcanzó en Oregon. Confesó haber robado las fianzas de su viejo empleador, pero los estudiosos no hallaron nada que sugiriera que tuviese algo que ver con la desaparición de Small.

Más tarde, la policía prosiguió todas y cada una de las pistas que ha podido hallar. Estudiaron un supuesto complot orquestado por la viuda, Theresa Small. Estudiaron una afirmación de que el magnate del teatro había sido secuestrado por gánsteres de Novedosa York. Ciertos se volvieron clarividentes. Aun el constructor de Sherlock Holmes, Arthur Conan Doyle, fue anunciado la situacion en un instante. Ninguna de las pistas salió a la luz y el destino final de Ambrose Small todavía es un secreto.

8. El Ogopogo

Podría haber algo monstruoso al asecho bajo las aguas del lago Okanagan en Columbia Británica. Varios lugareños, especialmente de la próxima localidad de Kelowna, están persuadidos de que sus aguas contienen un viejo monstruo del lago llamado Ogopogo.

Se piensa que este críptido es una serpiente enorme de múltiples jorobas, con piel verde y negra. De la misma con su homólogo mucho más popular, el monstruo del lago Ness, los avistamientos del Ogopogo se remontan a siglos. Los originarios de las Primeras Naciones como Syilx pensaban que había un ser sobrehumano que habitaba el lago. La autora y vanguardista canadiense Susan Louisa Moir Allison fue la primera europea en reportar observación de la criatura en la década de 1870 y estos han seguido llegando desde ese momento.

Naturalmente, existen muchos incrédulos que desechan la presencia del monstruo. Entre ellos están los folcloristas que insisten en que el Ogopogo solo brotó mediante un malentendido entre los pueblos indígenas y los primeros colonos de europa. El primero no consideraba al Ogopogo como una criatura física real, sino como un espíritu del lago que resguardaba el valle.

Aun de esta manera, los auténticos fieles prosiguen persuadidos de que una criatura enigmática todavía deambula por el lago Okanagan.

7. El hecho OVNI de Shag Harbor

Si el Ogopogo es la contestación de Canadá a Nessie, entonces Shag Harbour es su versión del hecho de Roswell. El 4 de octubre de 1967, los habitantes del pequeño pueblo pesquero de Shag Harbour en Novedosa Escocia aseguraron que un objeto volador no identificado se estrelló en sus aguas.

Presentes presenciales notificó ver 4 luces refulgentes de color amarillo anaranjado que se encienden y apagan en el cielo antes de arribar y flotan en el agua a media milla de la orilla, dejando un indicio de espuma amarilla. Llamaron a la policía, suponiendo que podría haberse estrellado un avión. Tanto la Guarda Ribereña canadiense como los navíos pesqueros locales se dirigieron al rincón del supuesto desembarco, pero no hallaron indicio de ningún objeto. Más tarde, las autoridades lograron corroborar que ningún avión desapareció. El Departamento de Defensa Nacional conducido su búsqueda bajo el agua pero, nuevamente, no halló señales de que algo se hubiese estrellado allí. Etiquetaron el hecho de Shag Harbor como un avistamiento de ovni sin solucionar.

Como era de aguardar, este acontecimiento resultó ser habitual entre los cazadores de alienígenas, ayudado por visto que Shag Harbour abrazó su recién descubierto reclamo de popularidad. La localidad abrió un museo OVNI e inclusive tiene un festival OVNI de forma anual.

6. El secreto de la mansión Redpath

Los apasionados al delito apasionados ​​en los homicidos canadienses todavía discuten y discuten los desconcertantes datos que cubren el acontecimiento que ocurrió en la Mansión Redpath en Montreal hace prácticamente 120 años.

A inicios del siglo XX, los Redpaths eran entre las familias mucho más ricas de la región y radicaban en la Mansión Redpath, acertadamente llamada, en la región acomodada llamada Golden Square Mile. Los integrantes de la familia comprometidos en la catástrofe eran la matriarca Ada Mills Redpath, de 59 años, y su hijo Clifford, de 25 años. El 13 de junio de 1901, los dos fueron encontrados en su habitación sobre charcos de sangre por el hijo mayor de Ada, Peter. Clifford todavía se encontraba aferrado a la vida, pero en teoría murió poco tiempo después en el hospital.

Lo que sucedió en esa habitación ese día todavía es un secreto. Sería pura especulación decir que los Redpaths utilizaron su predominación para lograr que el tema desaparezca, pero Ada y Clifford fueron sepultados de forma rápida 48 horas después. La investigación de un forense sobre el tema fue abrió y cerró en 2 horas, al tiempo que la familia jamás charló del hecho públicamente.

Según el informe oficial, Clifford le disparó a su madre en el transcurso de un ataque epiléptico y después, presa de la culpa, se apuntó con el arma. Posiblemente esto sea precisamente lo que sucedió, pero se hallaron suficientes contradicciones en la historia que bastante gente cuestionan la versión oficial. Por servirnos de un ejemplo, el hospital al que en teoría llevaron a Clifford Redpath no tenía antecedentes de haberlo aceptado. Además de esto, el informe del forense incluía el testimonio del médico de familia que presuntamente examinó los cuerpos, pero una investigación de un periódico local descubrió que no se encontraba en la localidad en ese instante.

La Mansión Redpath probablemente halla sido destruida en 2014, pero el secreto que la circunda aún continúa.

5. El Poltergeist de Dagg

Canadá no es indiferente a las historias de espectros y visualizaciones, y entre las mucho más viles del país fue la historia del Dagg Poltergeist que aterró a una familia hace mucho más de 130 años.

George y Susan Dagg parecían una pareja habitual que radicaba en una vivienda de campo en el pueblo de Clarendon, ubicado en el valle de Ottawa. En el mes de septiembre de 1889, han comenzado a presenciar un poltergeist que se encargó de la vivienda. Ellos notificó elementos flotando o lanzados por la vivienda, piedras que ingresaban por las ventanas en el momento en que no había absolutamente nadie afuera, incendios que reventaban espontáneamente y, lo mucho más destacable de todo, una voz espectral que se escuchaba en la vivienda.

El centro de atención del poltergeist parecía ser uno de sus hijos, una huérfana adoptada de 11 años llamada Dinah McLean. No obstante, muchas otra gente estaban testigo a los fenómenos de otro planeta, y 16 lugareños firmaron afirmaciones atestiguando el hecho. En una ocasión llegó un periodista llamado Percy Woodcock para contemplar la historia y sostuvo un enfrentamiento con el espíritu sobre temas como teología y filosofía. Aun apreció que, toda vez que el poltergeist se enfurecía, Dinah reaccionaba tal y como si estuvo físicamente daño.

El 18 de noviembre, tras tres meses de tormento, el poltergeist desapareció de repente, dejando atrás a una familia muy confundida y atemorizada y una historia de historia legendaria que aún sigue fuerte mucho más de un siglo después.

4. El destino de Granger Taylor

En la noche del 29 de noviembre de 1980, Jim y Grace Taylor halló una nota que dejó su hijo Granger, de 32 años. Afirmaba:

De este modo empezó la saga de Granger Taylor, un hombre que halló su papel único en el folclore canadiense y cuyo destino final se transformó en un tema de discusión preferido entre los teóricos de la conspiración y los entusiastas de los ovni. Si bien abandonó la escuela, Taylor era una suerte de genio mecánico. Él reconstruyó y restaurado vehículos, camiones, locomotoras, aun aeroplanos, de forma frecuente utilizando a los pequeños del vecindario como sus asistentes. Siempre y en todo momento jugaba con una cosa u otra, razón por la que absolutamente nadie se alteró en el momento en que edificó su “nave espacial” con 2 antenas parabólicas.

No obstante, esto era prueba de que su obsesión por los extraterrestres se encontraba medrando poco a poco más, particularmente la iniciativa de que iban a venir a por él. Todo acabó con la nota antes citada tras la que Granger Taylor se subió a su camioneta y jamás mucho más se la volvió a conocer.

Seis años después, los trabajadores forestales hallaron un lugar de explosión cerca de Mount Prevost, que no se encontraba lejos de la granja de Taylor. Recobraron extractos de huesos humanos, tal como trozos de una camisa que Grace Taylor confirmó que pertenecía a su hijo. Además de esto, asimismo se sabía que Granger llevaba dinamita en su camión para volar tocones de árboles.

Para la familia Taylor, la situacion se encontraba cerrado. Granger Taylor fue un hombre perturbado que se quitó la vida. No obstante, la prueba circunstancial no fue bastante para seducir a todos los otros. Aun hasta hoy, ciertos sostienen que Granger Taylor fingió su muerte, o que fue secuestrado por el gobierno de los USA para trabajar en el Área 51. O, quién sabe, quizás efectuó el “viaje interestelar” del que charló.

3. El pozo del dinero de Oak Island

¿Hay un tesoro sepultado en Oak Island, un pequeño lote en frente de la costa sur de Novedosa Escocia? Muchas personas piensa que sí, y a lo largo de mucho más de 2 siglos han sacrificado su tiempo, su fortuna y, en ciertos casos, aun sus vidas intentando de hallarlo.

Los orígenes del secreto de Oak Island están envueltos en indecisión por el hecho de que los datos unicamente se han trasmitido de boca en boca con escasos o ningún registro que respalde las declaraciones. Según la historia, por lo menos, el que comenzado la disparidad fue un joven llamado Daniel McGinnis, allí por 1795. Mientras que exploraba la isla, halló una depresión en el suelo en un área donde se habían quitado los robles. En el instante, su cabeza evocó imágenes de bienes sepultados que habían dejado los piratas que deambulaban por esas aguas décadas antes. Reclutó a 2 de sus amigos y comenzaron a cavar.

El trío cavó a lo largo de semanas sin éxito, pero su crónica fue bastante para despertar el interés de otras partes. Unos años después, un conjunto de hombres formó la Compañía Onslow y lanzó una compañía de excavación en toda regla. En teoría, a 90 pies de hondura, hallaron una tablilla de piedra con una extraña inscripción. Traducido por un instructor, en teoría afirmaba “40 pies abajo, un par de millones de libras están sepultadas”. Hay una réplica de la tablet, pero no se sabe la localización del original, si en algún momento existió.

Estas son las historias de los primeros diez años del orificio que se conoció como Money Pit. Su crónica continuó a lo largo de mucho más de 200 años y se está robusteciendo. La multitud todavía buscar la isla, suponiendo que, quizás, la localización era errónea. Ciertos piensan que hay un tesoro pirata allí; otros oro inca o saqueo británico de la invasión de Cuba. Las ideas mucho más peculiares proponen que Oak Island podría ocultar manuscritos auténticos de Shakespeare, o aun el Santurrón Grial sepultado allí por los Caballeros Templarios. Precisamente, esta pequeña isla ha tomado la imaginación de la multitud y no es muy probable que se detenga próximamente.

2. El barco espectro del ajustado de Northumberland

A lo largo de mucho más de 2 siglos, la gente que viven en las costas cerca del ajustado de Northumberland han informado avistamientos de un barco espectro en llamas que hace aparición a lo largo de múltiples minutos antes de ocultar.

Varios presentes que aseguraron haber visto la nave espectro dieron información afín. especificaciones. Es una goleta de tres o 4 mástiles, con refulgentes candelas blancas envueltas en llamas. En ocasiones, enormes conjuntos de personas han informado haber visto el barco espectro al tiempo. Según cuenta la historia de historia legendaria, en 1900, un conjunto de marineros dio un paso mucho más y, en el momento en que apareció el barco espectro, abordaron un barco y se dirigieron hacia él, para no ser visto jamás mucho más.

Ciertos piensan que el envase es el regreso Colbum, una barca que naufragó a lo largo de una tormenta. Otros comentan que es el Isabela, que partió hacia los USA con un cargamento de madera y jamás mucho más fue visto.

Las explicaciones científicas para la nave espectro tienen dentro la oportunidad de que de todos modos sea el fenómeno meteorológico popular como el fuego de San Telmo, o quizás la luz de la luna reflejándose en los bancos de niebla. Con independencia de la explicación, Canadá ha abrazado la crónica de este barco espectro y, en 2014, aun lo presentó en un nuevo sello.

1. La Carretera de las Lágrimas

Hay un tramo de la autopista 16 en la Columbia Británica entre las ciudades de Prince George y Prince Rupert que tiene precisamente 450 millas de largo. A primer aspecto, parecería ser como cualquier otra carretera de todo el mundo, pero esta oculta un pasado trágico y asesino. Desde la década de 1970, fué el sitio donde varias mujeres jóvenes estuvieron desapareciendo o manifestarse fallecido. La mayor parte de sus casos prosiguen sin resolverse, puesto que la policía encara acusaciones de apatía, incompetencia e inclusive racismo, puesto que la mayor parte de las víctimas eran indígenas. Es un capítulo obscuro y vergonzoso en la narración de Canadá que fué apodado la Autopista de las Lágrimas.

Más allá de que estos crímenes estuvieron ocurriendo a lo largo de décadas, no fue hasta 2005 que la Real Policía Montada de Canadá lanzó un conjunto de trabajo llamado Emprendimiento Y también-Pana para concentrarse en este tramo mortal de la carretera. Ellos de manera oficial relacionado 18 casos que datan entre 1969 y 2006, si bien lugareños y activistas indígenas aseguran que el número real se aproxima a 50.

Debemos determinar que absolutamente nadie considera que todos y cada uno de los delitos fueron realizados por exactamente la misma persona. En verdad, no menos de 4 asesinos en serie distintas (Brian Arp, Edward Isaac, Bobby Jack Fowler y Cody Legebokoff) fueron probados o, por lo menos, sospechosos de utilizar la Carretera de las Lágrimas como lote de caza. Y, no obstante, todavía representan únicamente una pequeña una parte del total de víctimas.

Conforme pasaron los años con escasos éxitos, decenas y decenas de oficiales que en algún momento fueron una parte del conjunto de trabajo fueron reasignados a otros casos. Varios de los que se han quedado son realistas sobre sus opciones y aceptar que la mayor parte de estos homicidos jamás se resolverán.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *