Puede que no conozcas estos locos datos sobre los Tudor

En lo relativo a las dinastías, el régimen de los Tudor fue parcialmente corto (1485-1603), pero tiene su reputación en lo que se refiere a individuos conocidos, proyectos deplorables y hechos sanguinolentos. Empezó después de las Guerras de las Rosas, acabando con la derrota de la Armada De españa. La primera colonia inglesa en Norteamérica se causó a lo largo del intérvalo de tiempo Tudor, si bien fracasó y se extinguió en los bosques de Carolina del Norte. De ella salieron varios de los monarcas mucho más conocidos de la historia británica, como la reina Isabel I y su ilustre padre, Enrique VIII. Este último, cansado de la carencia de cooperación del Papa sobre su estado civil, apartó la Iglesia de Inglaterra de la predominación y el control romanos.

En el momento en que se piensa en la “Merrie Olde England”, frecuenta venir a la cabeza el periodo de tiempo de los Tudor, con enormes festines, jerséis y inconvenientes en la corte, festivales, reyes y reinas, cortesanos y mujeres de compañía. En verdad, fue un riesgo para todos. Todos los monarcas Tudor se embarcó en conspiraciones y proyectos para sacarlos de sus trincheras, a través de el homicidio, la revolución o las acciones de contrincantes extranjeros como Francia y España. Aun Isabel, honrada el día de hoy como entre las mucho más enormes monarcas de Inglaterra, pasó su reinado conminada por cautivadores contrincantes, ciertos reales y otros no. Hete aquí diez datos que quizá no sepas sobre los Tudor.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *