¿Quiénes fueron las espías y los agentes dobles más famosos?

Es posible que te sorprenda comprender cuánto han perjudicado la historia las mujeres espías y agentes dobles. De qué manera las acciones sigilosas y las situaciones segregas marcaban la diferencia entre ganar o perder una guerra, o considerablemente más en juego.

Ciertos de estos espías y agentes dobles son conocidos por otras cosas. Eso resultó ser realmente útil, por el hecho de que absolutamente nadie sospecharía de ellos como espías. Otros llevaron la vida de amas de sus casas ricas o mujeres trabajadoras; allí asimismo sería una enorme sorpresa para la mayor parte que esta dama fuera de todos modos una espía o agente doble la mayoría del tiempo.

Aquí están 10 de las mujeres que asistieron a ofrecer forma a la historia, aun si su libro de historia de la escuela secundaria olvidó mencionarlas …

10. Maria Krystyna Janina Skarbek

Maria Krystyna Janina Skarbek era un agente británico y realizó valientes metas de espionaje en toda la Polonia y Francia ocupadas por los nazis.

Algo que se le ha atribuido a María es promover el incremento del reclutamiento de mujeres espías a lo largo de la guerra. María asimismo era famosa como Christine Granville y era una ejecutiva británica de operaciones particulares.

Al principio de la Segunda Guerra Mundial, los Skarbek llegaron a Londres, donde procuró transformarse en espía. Al comienzo, los británicos no estaban apasionados ​​en su asistencia. Pero en el momento en que el periodista Frederick Augustus Voigt respondió por ella y la conectó con el Servicio Misterio de Sabiduría, su trayectoria de espía verdaderamente empezó.

A lo largo de una misión en la Polonia ocupada por los nazis en 1940, una mujer que una vez conoció a Skarbek le dio un saludo amistoso. Skarbek negó quién era ella. La mujer exclamó que “se parecía a Krystyna Skarbeck”. Este instante destaca los tremendos peligros que se encontraba preparada para tomar para contribuir a los británicos a regresar a su patria ocupada para metas de espionaje, puesto que se la podía detectar por quien verdaderamente era cualquier ocasión.

9. Aniquila Hari

Aniquila Hari, una mujer asombrosamente bella, inicialmente era bailarina y apasionado de hombres sobresalientes. En la mitad de la Primera Guerra Mundial, Georges Ladoux, un capitán del ejército, le solicitó que espiara para contribuir a Francia. Ella estuvo en concordancia.

Aniquila HariSu vida como espía resultó bastante dificultosa, ya que entonces fue acusada de espiar por su parte para los alemanes. Un pelotón de fusilamiento la ejecutó el 15 de octubre de 1917, en el momento en que Francia descubrió que existía una enorme preocupación por ser una agente doble.

8. Rose Greenhow

Rose Greenhow empezó su historia adulta y casada como una famosa socialité en Washington, DC. Como tal, se realizó amiga de varios que trabajaban en política, incluidos miembros del senado y personas que trabajaban en el ejército estadounidense. Se transformó en espía confederada a lo largo de la Guerra Civil Estadounidense, y usó su situación popular para catalogar información y mandarla a la Confederación en el momento en que empezó la guerra.

Notificó a Thomas Jordan, un capitán del Ejército Confederado. En 1861, fue puesta al cargo de una red de espionaje pro-Confederado situada en el área de DC. Jefferson Davis, el presidente confederado, le dio todo el crédito por asistir al éxito del Sur con la Primera Guerra de Bull Run en el mes de julio de 1861.

Pero su trayectoria como espía duró poco. Rose fue descubierta por el gobierno solo un año después y después puesta bajo detención domiciliario. En 1862, hubo una audiencia de espionaje para ella y su hija, quienes asimismo formaron parte de ocupaciones de espionaje. Los 2 fueron enjaulados a lo largo de cinco meses.

7. Kathleen Lynn

A primer aspecto, Kathleen Lynn no se parecía en nada a una mujer que se transformaría en espía, lo que era idóneo para la profesión. Procedía de un ambiente favorecido, se transformó en médico y era hija de un ministro. A lo largo de sus años universitarios, desarrolló una pasión por el movimiento sufragista.

Se transformó en integrante del comité ejecutivo de la Asociación de Gobiernos Locales y Sufragistas de Mujeres Irlandesas. Lynn asimismo era integrante de una organización extremista famosa como Unión Popular y Política de Mujeres Británicas.

Fue osado y franca y se transformó en médico de la Cruz Roja. Lynn participó activamente en el movimiento nacionalista y en un instante fue presa por sus acciones. Trabajó duro por la reforma popular y la atención médica, con frecuencia adoptando un enfoque osado en el momento en que sintió que era hora de un cambio.

6. Anna Chapman

En 2010, Anna Chapman fue deportada estadounidense a Rusia por espiar a USA. Es famosa como una agente de sabiduría de Rusia, una personalidad de los medios y una modelo. Chapman es bella, y varios han comentado sobre su pelo colorado llameante como uno de sus cautivadores atributos para captar los hombres.

Consiguió la ciudadanía británica a través del matrimonio y después ha podido entrar a los EE. UU. Chapman medró en Rusia, en el distrito suroeste de Ramenki, que se considera un área de élite singularmente famosa por gobernantes de la KGB, diplomáticos y oficiales del ejército.

En la localidad de Novedosa York, vendía recursos raíces en el área de Wall Street. Fue detenida en Novedosa York y después vendió su crónica completa a The Daily Telegraph, y se declaró culpable de conspiración para accionar como agente de un gobierno extranjero sin avisar al Fiscal General de los USA.

5. Harriet Tubman

Harriet Tubman es admirada por varias cosas, pero pocos sabían hasta recientemente que asimismo fue una espía triunfadora del Ejército de la Unión a lo largo de la Guerra Civil.

Tubman asistió a la gente a hallar el ferrocarril subterráneo a fin de que tengan la posibilidad de huír de la esclavitud. Mediante esta experiencia, aprendió a meditar de forma rápida, a comprender gente en misterio y a administrar una logística dificultosa, todo ello bajo una presión extrema. Esto la preparó para ser una increíble espía.

En 1862 Tubman empezó a prepararse y trabajar como espía de la Unión. Por año siguiente, en el momento en que la Unión llevó tropas negras por el río Combahee hacia el sur, lograron llegar ilesas por el hecho de que sabían precisamente dónde estaban todas y cada una de las minas merced al espionaje de Tubman.

Tubman asimismo asistió a los esclavos a conseguir la independencia subiendo a navíos de la Unión que los llevarían al norte. Este fue un esfuerzo asombroso por múltiples causas, pues entonces cientos y cientos de personas podrían ser liberadas al tiempo. Ciertos de ellos entonces se alistarían en el ejército de la Unión.

4. Gina Bennett

Gina Bennett es autora de un libro Mamá de seguridad nacional. Es posible que no hayas oído charlar de ella, pero es una figura esencial que tuvo un efecto espectacular en la historia reciente. Bennett trabajó para la CIA y asistió a hallar a Osama bin Laden.

Empezó como mecanógrafa en el Departamento de Estado en el momento en que se graduó de la Facultad de Virginia en 1993 y trabajó en la Oficina de Sabiduría y también Investigación. Transcurrido un tiempo se transformó en analista senior de contraterrorismo.

Fue madre primeriza a lo largo de varios de los instantes mucho más vitales de la historia mundial reciente, como ofrecer a luz a su primer hijo el día antes del primer ataque al World Trade Center en la localidad de Novedosa York. Bennett aprendió a continuar después a Al Qaeda de 9 am a 5 pm a lo largo del día, y después criar a un joven años después.

3. Josephine Baker

Josephine Baker era entre las vocalistas mucho más conocidas de su tiempo, pero había considerablemente más en ella que solo esa primera mirada. Baker asimismo fue un espía de la Segunda Guerra Mundial.

A lo largo del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Baker estaba en la Francia ocupada por los nazis. Tenía una enorme compasión por Francia y con frecuencia asistía a la gente en el cobijo local para personas sin hogar. De forma rápida se transformó en espía de la Resistencia francesa.

Gracias a que viajó a nivel internacional y llevó una vida glamorosa, era la última persona que alguien sospecharía. Baker asimismo acostumbraba a ser convidada a fiestas de embajadas adondequiera que fuera, y allí era simple catalogar información sobre los alemanes. Jacques Abtey actuó como asistente de Baker, pero asimismo fue un agente misterio. Abtey registraría todo cuanto los 2 descubrieran con tinta invisible en la partitura de Baker. Baker ponía fotografías esenciales dentro de su lencería para eludir que el enemigo las detectara.

Absolutamente nadie descubrió jamás que Baker fuera un espía; sencillamente creían que era una artista glamorosa.

2. Belle Boyd

Belle Boyd se encuentra dentro de los espías mucho más populares del Ejército Confederado a lo largo de la Guerra Civil. De todos modos, varios de los integrantes de su familia eran espías del Ejército Confederado, y al final tres de ellos fueron mandados a prisión por este motivo.

En 1862, era bastante famosa por varios en el ejército confederado y se la consideraba su “Juana de Arco rebelde”. Belle pasaría tiempo en los campamentos del Ejército de la Unión para conseguir información. Ella se encontraba en buenísima situación para ello, en tanto que Belle vivía en Virginia, que era la localización del cuartel general del Ejército de la Unión. Eso le dio extenso ingreso a la información.

Belle era considerada bella y bastante coqueta. Fue detenida por espiar unas siete ocasiones, pero jamás fue mandada a prisión. Por último, escapó a Canadá y después salió a Inglaterra, donde se volvió a desposar y escribió sus memorias.

1. Pearl Cornioley

Perla Cornioley se unió a las Operaciones Particulares Británicas como Ejecutivo en 1943 para asistir con los sacrificios de la Segunda Guerra Mundial como espía. Fue muy elogiada a lo largo del entrenamiento, considerada el “mejor tiro” que nunca habían visto.

Pearl entendió en lo personal lo dañina que era la situación con la ocupación alemana. Ella, su madre y tres hermanas habían escapado de la Francia ocupada solo tres años antes. En 1943, se le dio el nombre en clave “Marie” y después volvió a la Francia ocupada en paracaídas. Su portada de trabajo fue como vendedora de productos cosméticos.

Pearl se transformó en una espía tan triunfadora que los nazis pusieron un premio de un millón de francos a quien pudiese matarla. Ella era la líder de SOE Wrestler Network, que tenía 1.500 integrantes peleando contra los alemanes. Los alemanes jamás lograron retribuir esa colosal recompensa a absolutamente nadie; en cambio, Pearl ha podido estar al cargo de la rendición de 18,000 soldados alemanes a lo largo de la guerra. Era una mujer excelente, precisamente no solo vendía lapicero labial y maquillaje.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *