Razas de perros que han sido (o deberían ser) recuperadas de la extinción

Hace cientos de años, los humanos que habitaban en grutas se agrupaban horrorizados en torno a sus hogueras sin entender qué animal mortal avizoraba en la obscuridad. Para nuestros ancestros ​​mucho más viejos, los animales eran cosas para comer o cosas que comían al hombre. Hace una cantidad enorme de años esta ley se rompió en el momento en que el primer lobo fue domesticado y a lo largo de generaciones se transformó en un perro, el más destacable amigo del hombre y el primer animal que los humanos domesticaron.

Desde ese momento, el hombre ha criado perros para distintas pretensiones, creando una cantidad enorme de etnias enormes y pequeñas. La guerra, el desastre o la fácil moda hicieron que ciertas de estas etnias caigan en desgracia y en el olvido. Estos son los 10 perros primordiales que se salvaron de la extinción o deberían regresar a existir.

10. Perros de guerra belgas

En el momento en que los enormes imperios de Europa mandaron a sus ejércitos en acción, las naciones mucho más pequeñas se apiñaron atemorizadas, aguardando que su neutralidad las resguardara. Uno de estos países fue Bélgica, cuyo ejército se centró en reprimir a sus súbditos coloniales sin parar a los ejércitos de varios de los imperios mucho más poderosos de todo el mundo. Más allá de que trató de sostenerse ajeno de la guerra, la pequeña nación se vio arrastrada al sanguinolento enfrentamiento en el momento en que Alemania la usó como puerta posterior a Francia.

El ejército de Bélgica se encaró heroicamente al poder del Imperio Prusiano, y mientras que los belgas fueron aplastados, frenaron a los alemanes lo bastante para dejar que Francia tuviese suficiente tiempo para movilizar a sus hombres para confrontar y realizar retroceder a los Krauts. El ejército belga ha podido confrontar a los alemanes con la movilidad proporcionada por sus animales de carga únicos, el mastín belga. Estos perros transportaban ametralladoras y recursos de guerra desde y hacia el frente, lo que dejó que el ejército belga cumpliese su propósito como el sendero hacia los alemanes. Tras la guerra, los camiones y los tanques dejaron obsoletos a los perros y prácticamente se extinguieron. Un pequeño conjunto sostuvo viva a la raza. y en este momento están retornando.

9. Perros punk peruanos

El Imperio Inca, apoyado en la costa oeste de América del Sur, fue entre las civilizaciones mucho más capaces en las Américas antes del contacto. En los anales de la historia fue una sociedad excepcional. No tenía animales de tiro para labrar las tierras de cultivo, pero tenía llamas y alpacas para transportar mercancías. No tenían un sistema de escritura, sino utilizaban un sistema de atar nudos para registrar información. Carecían del conocimiento del hierro y el acero, pero su dominio de la piedra todavía deja sorprendidos a los canteros modernos. Su cultura no tenía dinero y en cambio dependía de un sistema de trabajo que cada individuo le debía al imperio. No obstante, la civilización Inca medró y prosperó, y solo las anomalías de la salud del Nuevo Planeta y la invasión de los conquistadores españoles la derruyeron.

Antes del contacto europeo, el pueblo inca tenía una tipo particular de perro sin pelo que empleaban para la caza y el compañerismo. El perro de tamaño mediano prácticamente no tenía pelo, y tiene una extendida historia en el arte inca e inclusive están mascotas momificadas a lo largo de las indagaciones arqueológicas. En el momento en que los nuevos mandatarios españoles y sus misioneros de Christan han tomado las bridas del poder, de manera rápida se pusieron a trabajar, eliminando metódicamente la civilización inca con el motivo de transformar a los paganos a Cristo. Una parte de ese esfuerzo fue el Supresión y demonización de los perros incas.. La raza quedó ajeno de la sociedad, con frecuencia cazada por su alimento o su piel.

En el momento en que Perú entró en el siglo XXI, el país se percató de lo particulares que eran sus perros y se lanzó un esfuerzo para socorrer la raza. El gobierno dictaminó que todos y cada uno de los santuarios incas deberían tener en por lo menos uno de estos perros originarios. Su supervivencia asimismo fue ayudada por un cambio de marca de la raza como “Punk”. Como producto de estos sacrificios, la visión del perro inca se ve bien.

8. Moloso

La histórica raza de perro Molossus pertenecía al viejo reino heleno de los molosos. Su aptitud de caza y su tamaño fueron muy admirados por docenas de historiadores viejos. Los molosenses acumulaban tanto a su perro que presionaron la imagen del canino en sus monedas. Los romanos aplastaron el Reino Moloso en la Tercera Guerra de Macedonia del 168 a. C. Un colosal perro de caza y pastor del sur de Europa que podría lograr mucho más de 200 libras, la raza engendró ciertas etnias enormes de Europa, pero se extinguió.

En este momento, múltiples criadores están tratando recobrarlo. Un criador, Jared Howser de Salt Lake City, Utah, aseveró haber renacido el pedigrí Molossus en el momento en que mostró su cachorro de 9 meses llamado Euphrates, que pesaba 180 libras y medía 6 pies. Howser ha dicho Eufrates representó al moloso americano, una primera camada, que es el descendiente genético mucho más próximo del moloso mesopotámico.

7. Skye

Los Skye Terriers son pequeños perros falderos que no son voladores. En vez de estar relacionados con el enorme cielo azul de arriba, son una raza de perro de la Isla de Skye, una isla británica en el océano azul. Un perro de aspecto muy regio, en algún momento fueron populares entre la realeza. Uno popular escondido bajo el vestido de María, Reina de Escocia puesto que su cabeza fue cortada por orden de la reina Isabel I de Inglaterra.

En las últimas décadas, la raza cayó en desgracia y El Telégrafo periódico declaró en 2006 que era el La raza de perro mucho más conminada del Reino Unido. En 2005 solo nacieron 30 perros del pedigrí Skye y solo unas escasas docenas se crían todos los años. Si están mucho más dueños prestos a lidiar con este perro de prominente cuidado, se puede salvar del riesgo de extinción.

6. Perro de lana Salish

Las anomalías de la salud, la guerra y la asimilación forzosa a la manera de vida de los colonos prácticamente han destruido no solo a los propios pueblos indígenas, sino asimismo han destruido su alma y su cultura. En Canadá, la mayor parte de los pueblos indígenas se los conoce como a sí mismos las Primeras Naciones. Entre las Primeras Naciones de la Costa Oeste de Canadá, el tejido de mantas con lana de cabra montesa y pelo de perro es una sección esencial de su cultura. Las Primeras Naciones Cowichan aun desarrollaron un suéter, el suéter Cowichan, que alcanzaría el estado icónico en el momento en que “The Dude” usó uno en la película The Big Lebowski.

Una sección clave de esta cultura del tejido fue la Perro de lana Salish. Originario de la costa oeste de Canadá, el Salish Wool Dog es el único perro prehistórico estadounidense popular creado para la cría de animales. Fue mediante su pelo que la multitud de las Primeras Naciones ha podido hacer bellas mantas y ropa.

El desastre golpeó con el contacto europeo. Primero vino la lana de oveja económica y múltiples otras etnias de perros extranjeros. Adjuntado con estos nuevos recursos llegaron las patologías, dezmando las Primeras Naciones de la costa oeste. Solamente capaces de subsistir ellos mismos, el perro del pueblo Salish, en este momento sin empleo económico y apartado por las etnias de europa, se extinguió. Si bien la raza canina por el momento no existe todavía quedan muestras de su pelo. El Museo Burke de Historia Natural y Cultura en Seattle, Washington tiene una manta sobreviviente llevada a cabo eminentemente de pelo de perro. Asimismo el Smithsonian tiene una piel de perro. Conforme avanza la tecnología del ADN, es de aguardar que cualquier día estas muestras se logren utilizar para hacer un calco de Salish Wool Dog y rememorar la raza.

5. Perros nipones

En El país nipón, el espacio es premium y la inocencia es un tesoro. Esto no es buen augurio para las etnias locales de perros nipones. El país nipón tiene seis especies de perros originarios: Shiba, Akita, Kai, Kishu, Shikoku y Hokkaido. Históricamente, estos perros son etnias enormes de las montañas o del norte de El país nipón. Allí vivían en espacios libres con bastante espacio para correr y llevar a cabo ejercicio. No se amoldan bien al modo de vida urbano de la familia de Japón actualizada, que con frecuencia está bastante ocupada en el trabajo o en la escuela para pasear a un perro.

Poco a poco más se ignoran las considerables etnias de perros nipones y, en su sitio, se importan novedosas etnias extranjeras de bolsillo, como la perros salchicha en miniatura, caniches miniatura y chihuahuas, son seleccionados como mascotas. Se publicaron campañas promocionales a fin de que mucho más personas escojan patrióticamente, pero ciertas etnias como el Kishu son tan extrañas que un zoológico japonés añadió 2 perros Kishu adjuntado con los animales exóticos comunes del zoológico.

4. Perro perdiguero de pelo rizado

Los perros perdigueros son conocidos por su pelo largo y liso. Bien difícil de hallar en USA, en el Reino Unido hay una raza Retriever de pelo rizado poco famosa. El irreconocible podría acusar al perro de ser una mezcla de caniches, pero en el momento en que la raza se desarrolló en el Reino Unido, no había caniches en Enorme Bretaña. Además de esto, los caniches pierden el pelo rizado y el perro perdiguero de pelo rizado no.

El pelo rizado mate era muy buscado en tanto que las etnias de perros perdigueros de pelo mucho más liso tenían un pelaje refulgente que reflejaba la luz de la luna. Con su camuflaje de pelo sigiloso, este perro tiene un reputación como perro forajido en tanto que fueron conocidos por los cazadores furtivos como perros de caza. Leal, devoto los dueños en este momento luchan por eludir que la población reproductora caiga en una región de riesgo de muy escasas parejas reproductoras.

3. Perro giratorio

Los terriers fueron criados para apresar fieras como ratas, y el perro salchicha fue criado para irrumpir y despedir cualquier cosa que viviese en pequeños túneles. El perro Turnspit fue creado para trabajos de cocina. El perro Turnspit era un perro de patas cortas que nació para cumplir un propósito muy semejante al de los dinosaurios del cosmos de Fred Flintstone. Como los dinosaurios de Fred Flintstone que lavaban platos o tocaban un disco, el propósito del Turnspit era llevar a cabo girar una rueda, que paralelamente hacía girar un trozo de carne sobre el fuego.

A lo largo de una gran parte de nuestra historia, todo debió hacerse a mano. La era industrial cambió esto con la invención de máquinas y artefactos que hicieron la vida mucho más simple. La maquinaria asimismo logró obsoletas cosas como el perro Turnspit. Un hogar rico tendría sirvientes para llevar a cabo este trabajo, pero los hogares mucho más pobres dependerían de estos perros. Ya que representaba un estatus popular bajo la raza no subsistió en el momento en que la maquinaria la reemplazó.

El perro fue criado para ser feliz en el interior, cómodo con el estruendos y cableado a fin de que fuera feliz de correr sobre una rueda a lo largo de largos periodos de tiempo. Este perro habría sido ideal en la era actualizada. ¿Sin patio trasero? No hay inconveniente, el asador giratorio detesta el exterior. ¿No tienes tiempo para sacar a pasear a un perro? Déjelo correr en la rueda de ejercicios. ¿Sin electricidad? Deje que su perro nutra sus gadgets realizando de su rueda de ejercicio su generador de energía.

2. Lobo alarmante

Los libros de Game of Thrones y el software de televisión de HBO fueron piedras de toque culturales. Pequeños con los nombres Arya o Khaleesi cada vez son más recurrentes. En todos y cada uno de los puntos de nuestros medios hay referencias o huevos de Pascua de Juego de Tronos. Los animales icónicos de la Casa Stark, el lobo alarmante, asimismo están en demanda. Los lobos temibles son de todos modos animales reales que en algún momento vagaron por las Américas, pero el lobo con el nombre científico Canis Dirus se extinguió hace unos 10.000 años.

Lois Schwarz, del Emprendimiento Dire Wolf, espera recobrar la raza y lograr que los Dire Wolves vuelvan a ser enormes. En las perreras Schwarz en White City, Oregon, Schwarz está criando al alsaciano americano a fin de que sea un perro de compañía grande y longevo con fachada de lobo, asimismo popular como lobo alarmante. Increíblemente, Schwarz pudo establecer una actitud apacible, despacio y precisamente no afín a la de un lobo en los perros, haciéndolos excelentes como mascotas de acompañamiento sensible … si bien su precio de $ 3,000 podría estresarlo.

1. Lobos colorados

Como varios predadores ápice que llamaron hogar a los USA continentales, las distintas especies de lobos fueron cazadas prácticamente hasta la extinción. Exactamente la misma sus primos Dire Wolf lo hicieron hace cientos de años, los lobos colorados del sur y sureste de los USA, incluidos Texas, Florida y Virginia Occidental, se extinguieron en la década de 1980. O eso se pensaba.

El biólogo de campo Ron Wooten apuntó que los perros salvajes de la isla de Galveston, Texas, tenían especificaciones afines a las del lobo colorado. Apoyado en esta corazonada, envió muestras de ADN y reafirmaron que los perros tenían ADN de Red Wolf. En algún instante del pasado reciente, una manada de perros salvajes en la isla de Galveston se crió con la clase Red Wolf. Al paso que los Lobos Colorados han fallecido en estado salvaje, el ADN del Lobo Colorado prosigue vivo en estas manadas de perros salvajes. En este momento los científicos aguardan que los perros de Galveston logren emplearse como una suerte de cápsula del tiempo o Depósito de ADN para “volver a poner puntos perdidos” de la historia genética del lobo colorado.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *