Realmente debe conocer estos hechos sobre el colegio electoral

El software educativo para pequeños de 1973 Schoolhouse Rock! contó con dibujos animados y canciones pegadizas que comentan los argumentos de las matemáticas, la gramática y las funcionalidades del gobierno de los USA. La canción de la caricatura sobre el Instituto Electoral de EE. UU. Tiene dentro la letra, “Todo el que se gradúa se transforma en presidente”.

Hasta la actualidad, la mayor parte de los aspirantes de presidentes que han ganado el voto del Instituto Electoral han ganado la presidencia. No obstante, ¡ese desarrollo no fué tan fácil como Schoolhouse Rock! Letra de la canción. En esta lista, exploraremos por qué razón se creó el Instituto Electoral, de qué forma marcha y por qué razón para quién es un beneficio todavía es un tema de enfrentamiento continuo y contencioso.

9. El Instituto Electoral se fundamentó en un concepto de Platón

La Los progenitores creadores de los USA fomentó los idóneas de la Ilustración como base del gobierno de su nuevo país. La Iluminación fue un movimiento intelectual europeo de los siglos XVII y XVIII que festejaba la aptitud de los humanos de utilizar la razón para entender y progresar el planeta en el que vivían. Si bien la Ilustración fue un movimiento ideológico concreto de los siglos XVII y XVIII, muchas de sus ideologías procedían de los viejos helenos.

La manera de gobierno la mayor parte de los Progenitores Creadores favorecidos, democracia, fue un sistema adoptado por los helenos. (La palabra “democracia” procede de las expresiones griegas “demos”, que significa “pueblo”, y “kratos”, que significa “poder o gobierno”). No obstante, la práctica de la democracia no fue la única iniciativa griega que influyó en los Progenitores Creadores. El pensador heleno cuyas teorías sobre el gobierno influyeron en la fundación del Instituto Electoral estadounidense, por poner un ejemplo, no fue un demócrata.

El pensador heleno Platón argumentó en su obra del 375 a. C. La republica que una sociedad marcha mejor bajo el gobierno de lo que él llamó un rey-pensador. Él escribió que, “No va a haber fin a los inconvenientes de los estados, o de la raza humana misma, hasta el momento en que los pensadores se transformen en reyes en este planeta, o hasta el momento en que esos que en este momento llamamos reyes y mandatarios se transformen real y realmente en pensadores”. En otras expresiones, la gente que son sabias por naturaleza son las que mejor tienen la posibilidad de entender las implicaciones de sus acciones. En consecuencia, están mejor calificados para gobernar una nación y también imponer su intención sobre otros que son menos sabios que ellos.

El término de Platón del rey-pensador es inherentemente elitista. Según él, solo un pensador, alguien educado, puede ser sabio. En verdad, existen muchos maneras de sabiduría y que alguien tenga o no ingreso a una educación formal es dependiente de varios causantes socioculturales y socioeconómicos que están fuera del control de un sujeto, como el género, la raza y la clase. En verdad, la manera moderna de gobierno que probablemente marcha de forma mucho más afín a la república ideal de Platón es una oligarquía: una manera de gobierno donde unas realmente pocas personas administran todas y cada una de las burocracias y también instituciones sociales de un país, y por norma general afianzan su poder sosteniendo un recio sistema de clases.

Los Progenitores Creadores no deseaban conformar una oligarquía, pero fueron influidos por la iniciativa de Platón de que ciertos individuos están mejor pertrechados que otros para tomar resoluciones juiciosas. Consagrar el Instituto Electoral en la Constitución fue su búsqueda de asegurar que, caso de que fuera preciso tomar una resolución bien difícil para proteger el buen desempeño del desarrollo electoral estadounidense, la gente que lo hicieron estuviesen indudablemente calificadas para asumir la compromiso. La contrariedad, naturalmente, es que saber qué califica a un individuo es un desarrollo muy subjetivo.

8. El Instituto Electoral se estableció para salvaguardar a un electorado desinformado, no sin educación.

Para los Progenitores Creadores, un beneficio potencial del Instituto Electoral era que podía ofrecer exactamente la misma función que da Internet en la sociedad moderna: podría consolidar información importante. No obstante, en contraste a Internet, el Instituto Electoral no sería igual. En la década de 1800, no existía un medio veloz y fiable que pudiese dar novedades a una población extendida. Por consiguiente, los pobladores de las áreas despobladas eran considerablemente más apartado física y socialmente que los pobladores de las ciudades.

En el siglo XIX, uno de cada 4 estadounidenses sabían leer y redactar. El resto de la población estaba en una desventaja importante, puesto que los estadounidenses que eran iletrados no podían leer ni valorar la información que los diarios publicaban sobre los aspirantes. El Instituto Electoral era un cuerpo educado de votantes cuya situación les dejaba consolidar de manera fácil información válida sobre cualquier candidato político importante y producir votos tras valorar esa información.

7. Los progenitores creadores no estaban unidos bajo su punto de vista de entablar un instituto electoral

Ninguno de los Progenitores Creadores favoreció poderosamente una democracia directa, como la practicada por los viejos helenos en la localidad de Atenas. en un democracia directa, los ciudadanos votan de forma directa sobre las políticas, en vez de confiar a los representantes elegidos para proteger sus intereses. En una democracia representativa, el género de democracia favorecida por los Progenitores Creadores, los representantes desarrollan políticas y hacen cumplir las leyes que (con suerte) representan los intereses de los ciudadanos que los votaron en el cargo. Los Progenitores Creadores imaginaron el Instituto Electoral como un cuerpo de votantes educados que recomendarían aspirantes de presidentes prometedores a la Cámara de Representantes de EE. UU., entre las 2 cámaras del Congreso, el organismo legislativo estadounidense. La Cámara de Representantes de los USA resolvería cualquier decisión presidencial que la población impugnara.

Alexander Hamilton, quien escribió Archivo federalista número sesenta y ocho, el archivo relacionado con el Instituto Electoral, pensaba que el organismo garantizaría que solo los más destacados aspirantes de presidentes compitieran por el cargo. George Washington y James Madison advirtieron que el fraccionalismo impulsado por los partidos debilitar La democracia estadounidense. Los Progenitores Creadores pensaban que el Instituto Electoral promovería aspirantes de presidentes que aprobaría la mayor parte de los integrantes de la Cámara de Representantes estadounidense. La unidad del Congreso impediría la capacitación de partidos pues, en la mayor parte de las selecciones disputadas, el Congreso escogería al presidente. De echo, George Mason, un encargado de Virginia en el 1787 Primera Convención Constitucional, pronosticado El Congreso escogería al presidente “diecinueve ocasiones de veinte”.

Los Progenitores Creadores no predijeron con precisión el futuro del Instituto Electoral, pues no predijeron con precisión el futuro de los partidos estadounidenses. En 1796, la población estadounidense había empezado a interpretar lealtad a un partido como una manera en que los estadounidenses podían ofrecer fe de la legitimidad de las resoluciones de sus representantes. En las discutidas selecciones de presidentes de 1876, el Congreso escogido el candidato republicano, Rutherford B. Hayes, si bien el candidato demócrata, Samuel Tilden, ganó el voto habitual. Esa fue la última decisión presidencial donde participó el Congreso.

6. Los votantes son seleccionados por los 2 partidos primordiales del país.

Los Progenitores Creadores estadounidense apoyaron el lugar de un Instituto Electoral, pero no podían imaginar de qué forma funcionaría la versión moderna. Como se mentó previamente, no predijeron el ascenso a la prominencia de los partidos. Como cabría aguardar en una democracia ideal, los votantes son seleccionados por la población votante … aproximadamente.

Desde 1800, los votantes fueron escogido por los partidos. Los partidos tienen la posibilidad de seleccionar a cualquier persona que hoy día no ocupe un cargo público, siempre y cuando el ascenso de esa persona no viole la 14a enmienda de la Constitución de los USA, aprobada en 1868. En el momento en que un estadounidense que vota en una decisión presidencial escoge un candidato presidencial y vicepresidente de un partido particularmente, ese votante asimismo escoge a los votantes de su estado que fueron seleccionados para votar por esos aspirantes, si bien si los votantes aparecen o no en la boleta de votación cambia según el estado. (La 12a enmienda, aprobada en 1804, aseguró que el presidente y el vicepresidente serían del mismo partido).

No obstante, los estados tienen distintas regulaciones respecto a si se necesita o no que un elector vote con un partido y si un elector debe o no producir su voto según el voto habitual en el estado al que representa el elector, con independencia de su o su lealtad a un partido. La relación entre la población estatal y la representación electoral fué una preocupación desde la fundación estadounidense; de ahí que 2 viviendas del Congreso se establecieron. En el Senado, los votantes de cada estado escogen 2 miembros del senado. En la Cámara de Representantes, el número de representantes que representan distritos particulares en un estado particularmente se establece dependiendo de la población del estado.

El desempeño del Instituto Electoral asimismo está preciso por de qué forma la población de un estado podría perjudicar su representación. Un voto electoral de un estado escasamente poblado, como Montana, vale mucho más que un voto electoral de un estado de manera comparativa poblado, como Novedosa York. De este modo, posiblemente un candidato presidencial y vicepresidencial pierda el voto habitual mientras que gana el voto del Instituto Electoral (y en consecuencia la presidencia). Esto pasó 4 ocasiones en la historia del país, en las selecciones de presidentes de 1876, 1888, 2000 y 2016.

5. USA no es el único país que tiene un instituto electoral como una parte de su desarrollo electoral.

USA no es el único país donde los amos de estado son seleccionados a través de un desarrollo de votación indirecta. Según el World Factbook anunciado por la CIA, otras áreas con institutos electorales integrar Myanmar, Estonia, India, Madagascar, Nepal, Pakistán, Trinidad y Tobago, Vanuatu y Localidad del Vaticano.

No obstante, ninguno de los institutos electorales en estas áreas toma una resolución final para seleccionar un jefe de estado. Esa es la compromiso del cuerpo legislativo de la región. La práctica de dejar que un instituto electoral escoja verdaderamente a un jefe de estado es único en los USA. En otras áreas, los cuerpos legislativos tienen mucho más autoridad que los Institutos Electorales, como los Progenitores Creadores creyeron incorrectamente que sería la situacion de su país.

4. USA es el único país con un instituto electoral donde se enfrentamiento con seriedad la substitución de ese organismo.

Entre los países con institutos electorales, solo los aspirantes de presidentes en USA sostienen con seriedad que el instituto electoral habría de ser sustituido. De El Aspirantes de presidentes demócratas de 2020, tres arguyeron que debería abolirse (Bernie Sanders, Elizabeth Warren y Pete Buttigieg), 2 sugirieron que debería reformarse (Andrew Yang y Tulsi Gabbard) y 2 lo apoyaron abiertamente (Joe Biden y Mike Bloomberg).

No obstante, la cuestión de si el Instituto Electoral estadounidense debería reformarse o abolirse es un intensamente partidista inconveniente, con todos los 2 partidos estadounidense, Republicanos y demócratas, favoreciendo el curso de acción que mucho más favorezca a todas las partes. Según un marzo de 2020 Encuesta del Pew Research Center, El 58% de los estadounidenses está en pos de sustituir el Instituto Electoral con un sistema en el que el candidato presidencial que consiga la mayor parte del voto habitual gana la presidencia.

3. Ninguna de las resoluciones del Instituto Electoral ha servido de antecedente para resoluciones futuras

Ya que las políticas de los estados similares con sus votantes cambian bastante, ninguna de las resoluciones de los votantes en selecciones precedentes sirve como antecedente para los votos recientes. En la medida en que haya uniformidad en la conducta de los votantes, esa uniformidad fué impuesta por el Tribunal Supremo de EE. UU..

Por servirnos de un ejemplo, la Corte Suprema ha dictaminado que, desde la Constitución no entrega agencia a los votantes de los estados, los “votantes infieles”, los votantes que deseen votar en oposición a los intereses de los partidos que los escogieron, tienen la posibilidad de ser requeridos a firmar contratos que aseguren su lealtad al partido. Tienen la posibilidad de ser multados o sustituidos si actúan en oposición a los intereses de su partido. Solo se estima que los votantes voten según con el voto habitual de su estado si su estado necesita que lo hagan.

2. El Instituto Electoral se creó para fomentar la igualdad, pero solo entre parte de la población

En el 1776 Declaración de la independencia, Thomas Jefferson escribió, “todos y cada uno de los hombres son conformados iguales.” No obstante, una de las razones por las cuales la relación entre la población de un estado y su representación en el Instituto Electoral preocupaba a los Progenitores Creadores estadounidense era que no todos y cada uno de los hombres eran considerados ciudadanos. Los estados mucho más pueblos eran los estados con enormes ciudades de esclavos, pero los esclavos no se consideraban ciudadanos seleccionables para votar.

La Sección I, Producto II de la Constitución, en ocasiones llamado el Deber de las Tres Quintas de 1787, estados:

Este deber tenía la intención de apaciguar a los encargados constitucionales de los estados del sur, que deseaban que cada ciervo contara como un individuo, y a los encargados constitucionales de los estados del norte, que no deseaban que los esclavos se contaran como una parte de la población de un estado. Naturalmente, este “deber” explotado los esclavos. Su presencia aumentó los distritos electorales en sus estados sin expandir el electorado del estado, en tanto que no se les dieron libertades civiles ni derechos de voto hasta tras la aprobación de la 14a Enmienda en 1868.

1. La Constitución de EE. UU. No tiene dentro la oración “Instituto Electoral”.

Una de las razones por las cuales el papel que juega el Instituto Electoral en las selecciones de presidentes cambia transcurrido el tiempo es pues los Progenitores Creadores no dieron una guía descriptiva para las generaciones futuras. La Constitución no incluye la oración “Instituto Electoral”, si bien un cuerpo de votantes se detalla resumidamente en el Producto II, Sección I.

En el archivo federalista número sesenta y ocho, Hamilton detalla un sistema en el que, en las selecciones de presidentes impugnadas, el Congreso, no el Instituto Electoral, escoge al presidente. Hoy día, el Instituto Electoral escoge al presidente en selecciones impugnadas. La autoridad de los votantes cambió transcurrido el tiempo. No obstante, no hay precedentes de de qué forma puede cambiar más adelante, si cambia.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *