Top 10 de criaturas incomprendidas

Tristemente, varios animales padecen de una imagen bastante negativa en la civilización humana, que tenemos en cuenta temible, repugnante o sencillamente humilde. La naturaleza, no obstante, no posee “fieras” o “plagas”: todas y cada una de las cosas tienen su sitio en el orden natural de las cosas y, en la mayor parte de las situaciones, los resultados positivos de un organismo sobrepasan con creces sus problemas (casuales). Aun los animales que a varios de nosotros nos semejan “feos” solo están probando la manera corporal idónea para su nicho ecológico especial. Abre un tanto tu cabeza y quizás halles algo de hermosura en algo que una vez te puso la piel de gallina.

10. Víboras

Miles de individuos en el mundo entero padecen de temor a las víboras, e inclusive esos que no lo hacen tienen la posibilidad de matar a los réptiles sin extremidades a la visión, temiendo por la seguridad de sus mascotas o pequeños. O sea muy lamentable, puesto que solo cerca del 15 por ciento de las víboras conocidas tienen veneno, y las especies peligrosas tienen la posibilidad de ser simples de distinguir con algo de investigación. Adondequiera que viva, probablemente solo haya unas escasas variedades diferentes que meritan extrema precaución y, como afirma el refrán, nos tienen mucho más temor que a ellos. Lo último que una serpiente desea llevar a cabo es desaprovechar su bello veneno en algo que no puede comer, con lo que, salvo que se asuste o se arrincone, las víboras la mayoria de las veces procurarán escapar y ocultarse antes de agredir. Todavía es simple vilipendiar a una serpiente que se desliza sin pestañear mientras que asfixia y traga a un pájaro gordito, pero aun los animales “bonitos” como los pájaros cantores son de manera frecuente predadores mortales para criaturas aún mucho más pequeñas. Es esencial rememorar el papel que juegan los cazadores para socorrer a exactamente las mismas especies de las que se nutren de la inanición, las patologías y la endogamia que implica una población desmandada.

9. Viudas negras

Viuda negra hembra adulta

Siempre y en todo momento oímos que la viuda negra pertence a las arañas mucho más letales de todo el mundo, pero más allá de que o sea aproximadamente cierto, sencillamente no afirma bastante. Las mordeduras de viudas, que no son violentas para las criaturas mucho más enormes, son bastante extrañas, y las mordeduras mortales son aún mucho más extrañas: los que están bajo riesgo comunmente son solo bebés, jubilados o quienes sufren ciertas dolencias médicas que ya existían. No obstante, todavía son alarmantes, ¿verdad? Con todo ese tema de “comer desaforadamente al macho”. Sí, sobre eso … de las 31 especies de Latrodectus o araña “viuda”, unicamente se han visto 2 especies que se comen a sus parejas, ninguna de las que es la conocida viuda negra del reloj de arena colorado, y los caníbales en cuestión probablemente solo estaban asustados por sus enormes voyeurs humanos. Si bien el macho es enclenque y del tamaño de un refrigerio, la hembra mucho más grande comunmente le deja huír o aun quedarse un rato en su red, donde su presencia lo realiza un tanto mucho más seguro de una pluralidad de cosas que comen arañas.

8. Termitas

Polimorfismo de termitas

Lo único que la mayor parte de la multitud sabe termitas es que comen madera, y nos atrae vivir en madera, eso es malo. Varios organismos tienen la posibilidad de transformarse en una molestia colonizando una casa humana, pero solo las termitas tienen la posibilidad de eliminar uno desde el interior, lo que nos cuesta una cantidad enorme de millones de dólares estadounidenses en daños de año en año. No obstante, en lo relativo a la naturaleza, la madera fallecida no es mucho más que un riesgo de incendio que se interpone en el sendero del desarrollo fresco, y nada en la naturaleza cubre un árbol fallecido tan rápida y absolutamente como una colonia de termitas. Haciendo un trabajo adjuntado con hongos, bacterias y una pluralidad de otros insectos comedores de madera, las termitas forman parte integral de la salud continua de todos y cada uno de los bosques del mundo. Difícilmente es culpa suya que nos agrade crear viviendas con comida a la perfección buena… los pequeños no tienen ojos, déjalos un tanto mucho más relajados.

7. Ratas

Rattus norvegicus 1

Es una imagen tradicional del horror: ratas grasas y sarnosas que van del cadáver humano en descomposición que estuvieron mordiendo. Las ratas tuvieron una reputación de comedores de carroña sucios y sucios desde el momento en que fueron culpados de la temida peste bubónica, pero más allá de que la patología es transmitida primordialmente por pulgas de roedores, las situaciones son extraños hoy en dia y varios especialistas sostienen que no fue responsable. por la infame “muerte negra”. Las ratas asimismo son bastante tímidas, no es muy probable que muerdan y tienen la posibilidad de ser mascotas muy gratificantes, probando considerablemente más sabiduría y aprecio que los roedores mucho más tontos y diligentes como los hámsteres y los conejillos de indias. En lo que se refiere a comer cadáveres, escarbar en la carne podrida es de todos modos un espacio bastante bajo en la lista de opciones dietéticas de una rata.

6. Avispas

Vespula germanica Richard Bartz

Miles de individuos padecen de temor a las avispas, puesto que ciertas especies semejan innecesariamente violentas y son muy conocidas por sus dolorosas y venenosas picaduras. La mayor parte de las especies de avispas, no obstante, son inútiles de picarnos a los humanos o aun carecen completamente de picaduras, y venenosas o no, juegan un papel formidablemente esencial tanto como polinizadores como en el control de otras especies de insectos, regulando sus ciudades bastante superior que prácticamente algún otro depredador. Varios árboles y plantas aun tienen la capacidad de * estar comunicado * con las avispas, liberando señales químicas para captar las avispas correctas para cualquier plaga que logre estar masticando su follaje. No obstante, dicho sea de paso, esos insectos herbívoros importan en sí mismos; Siempre y cuando las avispas y otros predadores las contengan bajo control, su servicio de poda natural puede sostener una población de plantas fuerte y saludable. En el momento en que las avispas nos atacan a los mamíferos mucho más enormes, con frecuencia es pues nuestro temor nos hace parecer mucho más violentos, y las avispas sociales lo arriesgarán todo en el momento en que sientan que sus crías indefensas están conminadas. Tenga precaución con su cera de abejas con los insectos zumbantes, y probablemente ellos asimismo lo van a hacer. Solo que quizás mucho más verdaderamente.

5. Tiburones

Entre los predadores mucho más temidos de la naturaleza, los tiburones son en general retratados por los medios como mandíbulas y dientes hambrientos y también indiferentes que tienen animales adheridos a ellos. No obstante, en el mundo entero, el año habitual ve menos de doce muertes humanas por ataque de tiburones, en contraposición a una cantidad enorme de muertes por ahogamiento u otros accidentes de natación. Los tiburones son un tanto mucho más capaces de lo que la mayor parte de la multitud les da crédito y, con frecuencia, evitan presas tan ignotas como los humanos. La depredación de los tiburones es de suma importancia para la salud de las ciudades de peces, puesto que sostiene la estabilidad preciso a fin de que muchas especies distintas prosperen en exactamente el mismo ambiente, y están lejos de ser máquinas de comer sin cerebro; ciertas especies aun prueban un accionar de juego y los tiburones en cautiverio tienen la posibilidad de ser viable “domesticar”.

4. Delfines

Lenguaje de gestos de delfines

¿Qué … pensaste que todos estos iban a ser conceptos equivocados * negativos *? Desgraciadamente, varios de nosotros disponemos en la cabeza que, más allá de que los tiburones son máquinas de comer hambrientas y sin ningún sentido, los delfines son pequeños marinos dulces y juguetones, completados para defendernos de esos tiburones enormes y pésimos y llevar a cabo trucos entretenidos para nuestra diversión. Los delfines, no obstante, son predadores en sí mismos; letalmente poderosos, taimadamente capaces, ferozmente territoriales, cazadores de carneros en manada. Los animales viven con reglas muy dispares y, más allá de que no es justo clasificarlos como “buenos” o “pésimos”, es bien difícil localizar a los delfines muy bonitos en el momento en que se les ha visto atormentando, matando e inclusive hiriendo sexualmente a otros animales por instantes poco claros. causas, incluyendo los perros chiquitos de su clase, y los asaltos a humanos no son de ninguna forma extraños.

Quizás solo estén sonriendo hasta un punto frente sus fantasías malvadas.

3. Cucarachas

Cucarachas

¡Ewww, cucarachas! ¡Todos detestan a las cucarachas! Son parásitos sucios, desapacibles que solo hay para vivir en nuestra basura, ¿verdad? ¿Probablemente halla algo positivo en ellos? ¿Todavía debo contestar eso ahora mismo? El orden Blattodea tiene mucho más de 30.000 especies conocidas, pero solo cerca de una docena tienen las especificaciones particulares para progresar en nuestros hogares, peculiaridades que los transforman en buitres útiles en la naturaleza. La mayor parte de las cucarachas eligen una vida de insectos mucho más usual al aire libre, donde asisten a reciclar la vegetación en descomposición, polinizan las plantas y, en ciertos casos, aun se nutren de insectos mucho más perjudiciales. Aun esas escasas especies de “plagas” no son tan descuidadas como crees … en verdad, solo están tan descuidadas como su ambiente, y es tan posible que vivan en condiciones de manera perfecta sanitarias como en basura en descomposición. Las cucarachas familiares solo tienen el potencial de extender patologías eminentemente al caminar mediante algo plagado de gérmenes (como un cubo de basura de la cocina descuidado) y rastrearlo de manera accidental en su comida, lo que es bastante improbable; los gérmenes no se adhieren a sus cuerpos tan de manera fácil, y los pequeños entusiastas de la limpieza se arreglan prácticamente todo el tiempo. Sí, lo crea o no, las cucarachas practican una mejor higiene que varios humanos.

2. Vermes

Gusanos

A varias personas les resulta bien difícil de digerir la sola iniciativa de que las larvas de moscas se retuerzan en un cadáver. Semeja que con frecuencia se los considera como entre los organismos mucho más nauseabundos y aborrecibles de la naturaleza, en parte importante gracias a todo el tema de “retorcerse en cadáveres”, pero exactamente las mismas causas por las que la multitud los odia son exactamente las mismas causas por las que no deberían. Un cadáver es una bomba de relojería de anomalías de la salud infecciosas, y ningún otro carroñero puede siquiera arrimarse a la relevancia de los vermes. Todo sobre estas pequeñas criaturas (forma, tamaño, retorcimiento, viscosidad e inclusive esa coloración pálida espectral) está amoldado para una remoción de cadáveres de máxima eficacia, recorriendo cada rincón y grieta de un esqueleto en pos de los mucho más pequeños trozos de tejido blando. Merced a los vermes, la mayor parte de los cadáveres solo continúan en el desierto a lo largo de unas unas semanas antes que solo queden huesos, al paso que otros procesos de descomposición los harían enconar a lo largo de meses. La actividad de los vermes es aun algo aséptica, en tanto que destroza las bacterias con las que esencialmente compiten por la comida. La conclusión es … ¿preferiría que cada animal que muere en todos y cada instante de cada día nutra a múltiples cientos y cientos de moscas o múltiples millones de bacterias ántrax?

1. Parásitos

“Parásitos” es indudablemente un paraguas bastante ancho. Puede hallarlos en cada filo de cada reino de la vida en nuestro mundo, de forma fácil sobrepasan en número a las maneras de vida no parasitarias o de “vida libre” y prácticamente nada vive absolutamente libre de su predominación. Exactamente la misma palabra “parásito” está relacionada con la inutilidad, e inclusive la ciencia en algún momento fue culpable de la creencia de que los parásitos eran “mucho más bajos” en la escala evolutiva. El día de hoy, no obstante, los biólogos se dan cuenta de la increíble sofisticación y el importante encontronazo ecológico de los organismos parásitos. Prácticamente todos los animales salvajes de este mundo tienen parásitos que se nutren y se reproducen dentro suyo mientras que charlamos, lo que influye en la salud e inclusive en el accionar del huésped para agradar mejor sus pretensiones. Puede parecer perturbador, pero como esto estuvo pasando desde los tiempos de la vida como la conocemos, siempre y en todo momento debería ser evidente que forman una parte del especial equilibrio de la naturaleza como cualquier otra forma de vida, aun regulando todo redes alimenticias y probablemente influir en la evolución misma. La mayor parte se ha amoldado para ocasionar el menor daño viable a los anfitriones (¿por qué razón matar tu y exquisita casa?) E inclusive esos que no lo hicieron prosiguen desempeñando su papel en el control de la población. Los parásitos son solo los pequeños gobernantes sin ojos y sin cerebro de ecoville, que trabajan duro en el interior para sostener a esos guepardos andando a tiempo.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *