Top 10 frases populares de Shakespeare

Con independencia de su opinión sobre el Bardo, el hombre (o los hombres) tenía la impactante capacidad de tomar una oración que era tan impecable que no ha podido eludir capturar la atención. Muchas oraciones que ofrecemos por sentado son un homenaje involuntario a Shakespeare toda vez que las utilizamos.

Además de esto, dada la sospecha de autoría de ciertas proyectos de Shakespeare y el cuidado de registros no tan fiable, existen algunas oraciones aquí con las que ciertos tienen la posibilidad de estar en conflicto por ser escritas o usadas por vez primera por Shakespeare. Le solicito cortésmente que se calle o escriba su versión de esta lista, en vez de atestar la sección de comentarios con un diálogo inútil.

10. De súbito

¿Posiblemente el cariño de pronto se apodere tanto? – La fierecilla domada

Una manera mucho más poética de decir “de pronto”, esta oración se acuñó cerca de 1596, se empleó por vez primera en la obra de Shakespeare. La fierecilla domada, o sea, de qué manera hallar que Elizabeth Taylor pase de dom a sub. Para nosotros, los pequeños de los 90, es la película donde Heath Ledger canta al estilo karaoke en unas gradas para recobrar a Julia Stiles. Esta línea, esa por entre los hombres del personaje primordial, ilustra su desconcierto de que tras ver a una muchacha por solo unos instantes, su amo se ve hostigado por casarse con ella. Apunte interesante: decir “de pronto” es común entre los individuos legos, al tiempo que emplear “de súbito” se considera mucho más preciso gramaticalmente. Un repentino en ese instante era sencillamente un término para cualquier acontecimiento inesperado, con lo que algo podría ocurrir de pronto, o de pronto, o aun de pronto. Como tal, de pronto es únicamente una oración para cubrir un acontecimiento inesperado, como un amor a primer aspecto (o cualquier Disney

película en algún momento).

9. Noctámbulo

Mencionado lo anterior, su mano culpable arrancó el pestillo,
Y con la rodilla abre la puerta completamente.
Duerme veloz la paloma que atrapará este noctámbulo:
De este modo, la traición obra antes que se espíe a los traidores. – La Violación de Lucrecia

El término “nightowl” era solo una forma muy elegante y algo redundante de decir búho hasta el momento en que Shakespeare dio un paso mucho más allí con sus imágenes en estas líneas de su poema, La violación de Lucrecia. El poema procede de la historia romana, donde un hombre llamado Tarquinius, un príncipe de Roma, avaricia y viola a Lucrecia, la mujer de Colonio, un integrante de la aristocracia romana. En su vergüenza, se suicida y se transforma en un punto de asamblea para una revuelta contra la familia real. Toda esta corto historia de historia legendaria de la historia es la base a fin de que yo afirme que Shakespeare fue el primero en usar nightowl como descripción de un individuo, y no repetitiva para un pájaro. No guarda relación con insomnes o personas que no tienen la posibilidad de apagar sus gadgets, es para detallar a un violador. No puedo aguardar para emplear ese.

8. Como los Dickens

Imagen de la página 162 de
No sé de qué demonios tiene por nombre mi marido. – Contentos esposas de Windsor

Hallar el concepto de esta oración puso fin a varios pensamientos en movimiento sobre la oración “como los dickens”. Tras leer ciertas proyectos de Converses Dickens, parecía exagerado que su nombre se adjuntara a la oración, pero ¿qué mucho más podría ser? Tras todo, varios de sus individuos padecieron duras vidas, conque quizás en el momento en que alguien utilizaba su nombre, lo afirmaba seriamente de una forma que se sentía tal y como si estuviesen en una novela de Dickens. Te dije que era una exageración. ¡Hasta donde yo sabía, no había otros inconvenientes en este planeta, ni en ningún otro! Imagínense mi alivio en el momento en que descubrí que la oración no tenía nada que ver con el bueno de Chuck. Shakespeare usó por vez primera la oración en su comedia Las alegres esposas de Windsor, anunciado en 1602. En vez de referirse a un individuo, en el momento en que comparas algo con los dickens, ¡de todos modos te andas refiriendo al demonio! El dickens era una versión despacio del nombre del demonio, de la misma mencionamos “dispara”, “caramba”, o los magos emplean “El-que-no-debe-ser-nombrado”.

7. Cortarle la cabeza

Resultado de imagen para Off with his head, y colóquelo en las puertas de York;

Cortarle la cabeza y ponerla en las puertas de York;

Entonces York puede pasar por prominente la localidad de York. – Enrique VI Parte III

¿Te sorprendió ver esto en la lista? Precisamente lo se encontraba. Habría jurado de arriba abajo que Lewis Carroll escribió esta entrañable oración para su psicótica Reina de Corazones a fin de que ella tuviese algo que le diese un hueco en su absurdo viaje ácido. De nuevo, mis suposiciones me traicionan y he tenido otra revelación. A lo largo de la obra histórica de Shakespeare Enrique VI Parte III, La reina Margarita, la reina de Inglaterra, se broma de Richard Plantagenet, duque de York, que desea sacarle la corona a ella y a su marido, en el campo de guerra. Bueno, primero aniquila a su hijo de 12 años, y entonces ella se broma de él, y con mofas, deseo decir que provoca que York use un pañuelo sucio con la sangre de su hijo fallecido y use una corona de papel (presumiblemente de una comida para pequeños de Burger King) antes de turnarse con su compañía para apuñalarlo hasta matarlo.

6. Hay un procedimiento para mi disparidad

Resultado de imagen para Aunque esto sea una locura, hay un método en ello.  - aldea

Si bien esto sea una disparidad, hay un procedimiento en ello. – aldea

En concordancia, no es una cita palabra por palabra como la mayor parte de estas, pero sé que digo esta con cierta frecuencia. ¿Ofrecer un giro equivocado? ¿Vuelca mi leche antes que mi cereal? La mayor parte de mis fallos son seguidos por algo que implica procedimiento y disparidad y lidiar con eso. Naturalmente, el contexto original de o sea de Hamlet, a lo largo del como la actuación de Mel Gibson está en su mejor y mucho más genuina: ser un individuo desquiciada. Hamlet merodea por el castillo, soltando lo que semeja una tontería, pero si se le escucha con atención, de todos modos habla en doble sentido. El personaje que se cita comenta de qué manera Hamlet semeja estar ido, pero todavía tiene especial sentido.

5. Persecución del ganso salvaje

Resultado de imagen para No, si tu ingenio hace la persecución del ganso salvaje, lo he hecho, porque tienes más del ganso salvaje en uno de tus ingenios que, estoy seguro, tengo en mis cinco.  - Romeo y Julieta

No, si tu talento hace la persecución del ganso salvaje, lo he hecho, pues tienes mucho más del ganso salvaje en uno de tus ingenios que, estoy seguro, tengo en mis cinco. – Romeo y Julieta

Uno pensaría que este es bastante simple en su concepto. ¿En algún momento intentó perseguir un ganso salvaje? O peor aún, ¿te persiguió uno? Ese fue entre los instantes mucho más espantosos de mi joven vida. En el momento en que persigues a un ganso y este regresa, aprendes cosas sobre ti. No obstante, si te remontas a la temporada de Shakespeare, una búsqueda inútil de todos modos se encontraba compuesta por caballos. Sí, caballos, animales de 4 patas, con pezuñas, galopantes que carecían de la aptitud de volar. No se preocupen, para esos de ustedes perdidos como yo, está a puntito de tener considerablemente más sentido. En el momento en que Shakespeare lo usó, de todos modos lo se encontraba utilizando para referirse las carreras de caballos, donde un caballo tomaría la frontal, y los caballos de detrás proseguirían en una capacitación que imitaba la de una capacitación de ganso salvaje. En Romeo y Julieta, Mercucio, el alivio cómico temporal de la obra, y Romeo hacen gracietas. Emplea la oración para declarar a Romeo como el ganador de su guerra de talento, diciendo que los rechistes de Romeo valen cinco ocasiones mucho más que los de Mercucio. Si bien la oración ahora no posee este concepto, se debe a Shakespeare que ha pervivido.

4. Bastante bueno

Resultado de imagen de ¿Por qué, entonces, se puede desear demasiado de algo bueno?  Shakespeare

Entonces, ¿por qué razón se puede querer bastante de algo positivo? – A su gusto

Más allá de que Shakespeare no acuñó primero esta oración, lo mucho más posible es que la pusiese primero en papel. Jugando A su gusto, un personaje primordial con el nombre de Rosalind está enamorado de otro, Orlando, y él de ella. No obstante, Rosalind está disfrazada de un joven llamado “Ganimedes”. Orlando y Rosalind, quiero decir que Ganímedes, se llevan bien y se transforman en amigos íntimos (enorme sorpresa). En un instante a lo largo de la obra, Orlando se siente angustiado por proponerle matrimonio a Rosalind y casarse con ella, por el hecho de que es tan hermosa, es tan sabia, es tan, etcétera., y la lista sigue. Ganímedes se da a fingir ser Rosalind a fin de que Orlando logre entrenar sus votos maritales, y a lo largo de esta práctica, Orlando de nuevo se lamenta de de qué manera puede comprender que Rosalind afirmará que sí. Ganímedes, mucho más que un tanto irritable, le afirma que Rosalind se llevaría a veinte hombres como él si pudiese hallarlos. Es buen hombre, ¿por qué razón ponerse un límite a uno solo?

3. De sangre ardiente

La campana de Windsor dió las 12; el minuto avanza. ¡En este momento, los Dioses de sangre ardiente me asistan! – Contentos esposas de Windsor

Shakespeare era un fanático de agrupar expresiones de novedosas formas, y creó muchas de las pequeñas oraciones de 2 bits que conocemos y abusamos el día de hoy. Tras todo, de eso se habla esta lista, pero ¿sabías que una oración tan fácil como “de sangre ardiente” estuvo en la lengua vernácula desde hace tiempo merced a él? Apuesto que eso te hace sentir un tanto mejor contigo a sabiendas de que toda vez que andas cantando Foreigner, puedes llamarte culto por refererir al Bard. O por lo menos puedes continuar diciéndote eso.

2. El cariño es ciego

Resultado de imagen para el amor es ciego y los amantes no pueden ver, shakespeare

El cariño es ciego y los amantes no tienen la posibilidad de ver

Las lindas insesateces que ellos mismos cometen – Comerciante de Venecia

Pues el cariño es ciego – 2 señores de Verona

No obstante, guiñan un ojo y ceden, en tanto que el cariño es ciego y fortalece – Henry V

Si las expresiones fuesen pequeños, entonces, como todos y cada uno de los progenitores, Shakespeare tenía su preferido: el cariño es ciego. Hace aparición en múltiples jugadas, como puede ver arriba, y toda vez que se relata, jamás es algo positivo. La iniciativa de que el cariño nos ciegue a las faltas del resto es una cosa que ha sido tema de discusión a lo largo de muchas sesiones de harapos siguientes a la separación. En el momento en que un individuo cercano nos rompe el corazón, siempre y cuando no seamos de todos modos un personaje de Shakespeare, de súbito se transforma en un sujeto impresionantemente imperfecto. Recordamos cosas que antes no nos incordiaban como enormes afecciones. No obstante, tiene sentido que no deseamos ver las fallas en nuestra pareja. A nivel científico, los sentimientos de amor demostraron que dejamos de ser tan críticos en nuestra atención hacia nuestra pareja por el hecho de que por el momento no son extraños, con lo que es mucho más simple pasar por prominente cualquier imperfección en labras de la seguridad de la relación. Pasando de la etapa de luna de miel, a esta, a la senilidad, ¡y no disponemos la posibilidad de regresar a nuestros sentidos!

1. ¡Toc, toc! ¿Quién está ahí?

Shakespeare toc toc broma Macbeth

¡TOC Toc! ¿Quién está ahí, yo soy el nombre de Beelzebub?

Aquí hay un granjero, que se colgó con la expectativa de tener abundancia:

llegar a tiempo tenga suficientes servilletas a su alrededor;

aquí vas a sudar por ti. – Macbeth

Ah, el chiste toc toc. Probablemente lo mucho más asombroso que hallé para esta lista. A lo largo de Macbeth, un portero (o portero) empieza a contar rechistes sobre múltiples personas que llaman a la puerta del infierno, justo una vez que Macbeth y su mujer cometen un asesinato. Hay 21 líneas de esto, y sabes que en todo momento, Macbeth y Lady Macbeth se sienten poco a poco más incómodos mientras que aguardan la broma que sencillamente no acabará. Y qué tradición de irritación es, por el hecho de que ningún chiste es mucho más molesto que un chiste toc toc que no acaba (o acaba en banana). Gracias, Shakespeare.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *