Top 10 peores retiradas de autos

Tabla de contenidos

  • 10. 1984 General Motors (3,1 millones de automóviles)
  • 9. 2004 General Motors (3,6 millones de automóviles)
  • 8. 1987 Ford Motor Company (3,6 millones de automóviles)
  • 7. 1972 Volkswagen of America (3,7 millones de automóviles)
  • 6. 1995 Honda Motor Company (3,7 millones de automóviles)
  • 5. 1973 General Motors (3,7 millones de automóviles)
  • 4. 1972 Ford Motor Company (4,1 millones de automóviles)
  • 3. 1981 General Motors (5,8 millones de automóviles)
  • 2. 1971 General Motors (6,7 millones de automóviles)
  • 1. 1996 Ford Motor Company (8,6 millones de automóviles)

El 90% de los estadounidenses tiene cuando menos un automóvil, y el 85% de aquellas personas emplean sus vehículos para ir de casa al trabajo, según The Nielsen Company. Una encuesta efectuada por el Departamento de Transporte de EE. UU. En 2007 mostró que había cerca de 250 millones de vehículos registrados solo en EE. UU.

Si bien el enfrentamiento entre vehículos extranjeros y vehículos nacionales seguirá a lo largo de los próximos años, una cosa donde todos tenemos la posibilidad de estar en concordancia es que deseamos poder adquirir un automóvil que sea seguro y fiable. Desgraciadamente, suceden descuides y las compañías automotrices cometen enormes fallos, lo que con frecuencia les cuesta dinero, clientes del servicio y, en ocasiones, solicitudes. En el momento en que esto ocurra, una compañía emitirá un retiro con la promesa de sostener a sus clientes del servicio y negocios fuera del agua.

Ahora se expone una lista de los diez peores retirados de vehículos de la historia, clasificados según la proporción de automóviles retirados. Si bien el reciente retiro del mercado de 2.3 millones de automóviles de Toyota es una enorme novedad el día de hoy y supuestamente sorprendió a todos, no están en la lista:

10. 1984 General Motors (3,1 millones de automóviles)

En 1984, semeja que General Motors asimismo se percató de esta relevancia y velozmente retiró 3,1 millones de automóviles, incluidos el Pontiac Grand Pix, Buick Century, Cutlass, Monte Carlo y otros muchos. Según GM, los 3,1 millones de vehículos tenían un prominente peligro de tener conjuntos de ejes deficientes. Esto quiere decir que las ruedas del automóvil o camión podrían desplomarse cualquier ocasión. Por suerte, absolutamente nadie resultó herido gracias a la instalación imperfecta y GM ha podido advertir velozmente el inconveniente y solventarlo.

9. 2004 General Motors (3,6 millones de automóviles)

Aquí hay una manera de sacarle la diversión a una celebración en el portón trasero verdaderamente veloz. En 2004, 3.6 millones de camionetas GM (Sierras, Silverados, Escalades y Avalanches) tuvieron inconvenientes con los cables de la puerta posterior que sostienen la puerta posterior unida a la camioneta. Se afirmaba que estos cables se corroían de forma fácil, lo que provocaría su rotura. Se detallaron mucho más de 134 accidentes, pero la mayor parte de ellos fueron al cargo del dueño o de la víctima. GM advierte a todos y cada uno de los clientes del servicio que no se paren ni se sienten en el portón trasero, y esos que detallaron accidentes hacían exactamente eso.

8. 1987 Ford Motor Company (3,6 millones de automóviles)

Resultado de imagen del retiro del mercado de Ford Motor Company de 1987

Obtener gasolina puede ser una experiencia dolorosa en estos días, pero los dueños de Ford en 1987 estaban verdaderamente bajo riesgo. Las camionetas F15-350, los modelos Mercury, los modelos Lincoln, las furgonetas y casi todos el resto modelos de Ford tenían fugas de comburente gracias a una falla en la línea de comburente que conducía a los conectores, lo que entonces provocaba incendios en los compartimentos. Como es natural que hubo una solución, pero me imagino que varios dueños adquirieron un coche nuevo u olvidaron Ford completamente.

7. 1972 Volkswagen of America (3,7 millones de automóviles)

Resultado de imagen para el retiro de limpiaparabrisas Volkswagen 1972

En el momento en que llovizna o nieva, precisa limpiaparabrisas funcionales. En el momento en que vas por la carretera y hallas un fallo en el parabrisas, asimismo precisas los limpiaparabrisas. No obstante, en 1972, 3.7 millones de automóviles Volkswagen tenían limpiaparabrisas que eran nada menos que inútiles. Los brazos de los limpiaparabrisas de los vehículos construidos en 1949 hasta 1969 se soltarían, lo que provocaría que no funcionaran adecuadamente y, al final, se caerían. Por suerte, un fácil remplazo de los brazos del limpiaparabrisas era todo cuanto se precisaba, y el retiro del mercado no fue una enorme molestia para los damnificados. Fotografía: IMCDB (Banco de información de Internet Movie Cars).

6. 1995 Honda Motor Company (3,7 millones de automóviles)

Resultado de imagen del cinturón de seguridad Honda recuperado 1995

Tras un largo día de trabajo, no quiere solamente que poder ingresar en el sendero de entrada, apagar el automóvil y desajustarse el cinturón de seguridad, ¿verdad? Dejar en libertad esa cosa es finalmente el sendero hacia la independencia. No obstante, varios dueños de Honda y Acura (particularmente Accords, Civics y Preludes) no lograron quitarse el cinturón de seguridad. El botón de liberación que tienen todos y cada uno de los cinturones de seguridad se rompería de manera fácil y después quedaría inservible, dejando a los conductores bloqueados en su automóvil. Esto verdaderamente podría transformarse en una situación extrema si tuviese un incidente y tuviese que escapar del automóvil. Aun en un día habitual, posiblemente no tenga un cuchillo o unos cuantos tijeras en la guantera, con lo que es de aguardar que haya alguien cerca para asistirlo. En el peor caso, andas atrapado: en el más destacable de las situaciones, te quedas con un cinturón de seguridad roto. Honda emitió el retiro del mercado y se sustituyeron todos y cada uno de los botones de liberación del cinturón de seguridad.

5. 1973 General Motors (3,7 millones de automóviles)

seguramente todos oímos una piedra o algún género de objeto sólido y duro pegar la parte de abajo de nuestro automóvil y, como es natural, no pensamos bastante en eso. No obstante, en 1973, cerca de 3,7 millones de dueños de vehículos de GM (los que conducían Centurions, Electras, Kingswoods, Belairs, Bonnevilles y otros muchos vehículos) debían preocuparse bastante por la protección general de su motor y automóvil. Los escudos que están instalados bajo varios motores están diseñados para eludir que las rocas y otros trozos sólidos de escombros entren en el motor. El escudo no hacía su trabajo y se emitió un retiro. Si una piedra entrara en el motor, lo inhabilitaría completamente, y eso podría ser bastante caro. (El taxi en el clip de arriba es un Bel Air 1973 según IMCDb.org).

4. 1972 Ford Motor Company (4,1 millones de automóviles)

En la actualidad, emplear el cinturón de seguridad mientras que se conduce es una ley en la mayor parte de los estados, y con campañas como “Clic it or Ticket”, quienes acostumbraban a tener miedo utilizar el cinturón de seguridad probablemente lo hagan en este momento. En 1972, Ford se percató de que los arneses empleados para los cinturones de seguridad en varios de sus automóviles, incluidos Mercurys, Lincolns y Rancheros, no eran una protección impecable. En cambio, el arnés del cinturón de seguridad se deshilacharía de forma fácil y se soltaría del metal que se usó para sostenerlo al marco. Este fue un inconveniente en 4,1 millones de automóviles Ford.

3. 1981 General Motors (5,8 millones de automóviles)

En el caso de que seas un conductor, sabes la relevancia extrema de tu volante, singularmente en el momento en que llega el instante de ofrecer la vuelta final para llegar a casa, o aun sencillamente para estar seguro de mantenerse en tu carril en el momento en que andas en la carretera. No obstante, en 1981, esos que tenían un El Sendero, Malibu, Monte Carlo, Century, Regal, Pontiac Grand Prix y ciertos otros coches, corrían el peligro de perder el control de su volante. Según GM, con varios de estos coches, existía la oportunidad de que los pernos de suspensión se aflojaran. Si se soltasen en el instante equivocado, el conductor no tendría forma de conducir. La solución fue fácil y todos y cada uno de los coches damnificados solo precisaban un remplazo simple y veloz del perno de suspensión.

2. 1971 General Motors (6,7 millones de automóviles)

Ciertos conductores son lo que llamamos “pies de plomo” o “diablos de la agilidad”, al tiempo que otros semejan elegir mantenerse bajo el límite de agilidad. En todo caso, la mayor parte de nosotros hace más rápido por el hecho de que bueno… tenemos la posibilidad de, pero piensa tu coche acelerando de repente sin tu voz sobre esto. O sea precisamente lo que sucedió en 1971 con 6,7 millones de automóviles de General Motors. De alguna forma, un soporte del motor en el automóvil se apartó gracias a un deterioro de la goma puesta entre ellos, que entonces se levantó y presionó el acelerador. Esto logró que los automóviles alcanzaran velocidades verdaderamente altas. En ese instante, múltiples vehículos de GM, eminentemente Chevrolets, se vieron damnificados: el Camaro, Chevy II, Impala, Nova, Belair y otros muchos. Todos y cada uno de los turismos se fabricaron entre 1965 y 1969 y, en el final, los damnificados debieron abonar cerca de 30 dólares americanos por una solución rápida.

1. 1996 Ford Motor Company (8,6 millones de automóviles)

Todos nos ascendemos a nuestros coches por la mañana, llegamos a nuestra localización, estacionamos el coche y después nos marchamos al trabajo oa algún otro rincón. No obstante, en 1996, 875 no lograron presenciar algo tan simple y fácil. En cambio, en el momento en que sus coches se estacionaban, poco tiempo después el coche se incendiaba. Gracias a un encendido imperfecto, Ford Motor Co. debió sacar 8,6 millones de automóviles de los 10 millones populares que tenían exactamente el mismo encendido de empleo común. Los automóviles mucho más generalmente damnificados fueron Tempos, Thunderbirds, Cougars, Escorts, Mustangs, Lincoln Town Cars, Disonantes, camiones de la serie F y Victorias Crown de 1988-93. Desgraciadamente, varios de los vehículos que se incendiaron estaban estacionados en garajes y, por consiguiente, el incendio no solo arruinó el automóvil, sino más bien en ocasiones toda la vivienda. Una vez que los accidentes se generalizaron, se formaron conjuntos de queja contra Ford para pedir una resolución instantánea, entre los mucho más visibles fue “Quemado por Ford”.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *