Top 10 veces que casi ha terminado el mundo

El 6 de agosto de 1945, el planeta cambió para toda la vida merced a un arma con la capacidad de eliminar ciudades enteras del mapa. En los años siguientes, la bomba caería a cargo de otros países. Y por vez primera en la historia de todo el mundo civilizado, Armageddon se encontraba a nuestro alcance.

Para realizar en frente de esta novedosa amenaza para la población mundial, nació el Reloj del Juicio Final. En cuidado a lo largo de mucho más de medio siglo, el Reloj del Juicio Final es un reloj metafórico con sus manecillas puestas en unos pocos minutos hasta la medianoche, lo que significa lo cerca que está el planeta de la aniquilación absoluta en un instante particular. A lo largo del primer año, se le dio al reloj unos espléndidos siete minutos hasta la medianoche. Pero varias cosas cambiaron en el planeta desde ese momento. ¿Qué tan cerca estuvimos de la destrucción y qué tan cerca nos encontramos en este momento?

10. 1947: siete minutos para la medianoche

En 1945 el planeta se asombró frente a la llegada de un nuevo género de monstruo, una bomba atómica tan destructora que borró ciudades del mapa y se cobró vidas en el centenares de miles, ciertas muertes sucedieron bastante una vez que la bomba fuera lanzada sobre la nación de El país nipón. No mucho más de un mes tras la demostración de poder, El país nipón fue listo para rendirse. Más allá de que la Unión Soviética jugó un papel esencial en su resolución de rendirse, no se discutió que USA se terminaba de consolidar como entre las primeras superpotencias de todo el mundo.

Pero hubo murmuraciones en todas y cada una de las naciones. La Unión Soviética trabajaba en el avance de su bomba, y no estaban lejos de igualando el poder de los USA. En el momento en que se realizó visible que los USA no podrían aferrarse a los misterios de la bomba para toda la vida, una horrible entendimiento se apoderó de todo el mundo. Por vez primera en la historia, teníamos el poder de terminar con toda la vida en la Tierra, y los 2 mayores oponentes del mundo tenían el dedo en el gatillo. El reloj del fin de todo el mundo nació con la promesa de que el planeta se diese cuenta de lo cerca que estábamos de la destrucción absoluta, y se fijó en un espantoso siete minutos para la medianoche. Pero las cosas estaban a puntito de empeorar bastante.

9. 1953: 2 minutos para la medianoche

No fueron buenos primeros seis años para el Reloj del Juicio Final. Los soviéticos habían detonado de forma exitosa su primer dispositivo nuclear en el mes de agosto de 1949, y provocó el comienzo oficial de la carrera de armas nucleares. En este momento, en 1953, tanto los USA como la Unión Soviética estaban probando su poder termonuclear al tiempo que un demostración de fuerza el uno al otro.

Fundamentalmente era lo que ves en el momento en que 2 jovenes se pelean por quién es mucho más excelente, pero en vez de pequeños alimentados con hormonas, eran un conjunto de viejos dando vueltas entre sí mientras que afirmaban “¿Deseas luchar?”. y “¿Deseas lo real? ¡Pues te voy a dar lo real! ” Da la al azar de que asimismo tenían las llaves de una sucesión de máquinas que podrían terminar con toda la vida en el mundo con solo apretar un botón mientras que lo hacían. Fue un periodo arriesgado, pero por fortuna no duró para toda la vida.

8. 1960 y 1963: 12 minutos para la medianoche

En el momento en que todas y cada una de las riñas entre jovenes acaban, se percataron de que se meterían en varios inconvenientes con su madre, en un caso así. Madre naturaleza – si ciertos 2 se armó de valor para agredir al otro. En otras expresiones, las dos partes acordaron que no estar fallecidos y odiarse mutuamente era bastante superior que estar fallecidos. Evidentemente, las cosas todavía estaban bastante tensas entre los 2 lados, pero los dos sabían que las posibilidades de que el otro atacara eran prácticamente nulas.

Y después, en 1963, hicieron las cosas oficiales. En vez de procurar todo el tiempo empujarse unos a otros en una riña al detonar cada vez más misiles nucleares en la atmósfera, firmaron el Tratado de prohibición limitada de pruebas. El tratado llegó a un punto en el que ninguna de las partes podía detonar gadgets nucleares salvo que estuviese bajo tierra, para resguardar a otros países de la radiación. Esto asimismo ralentizó sensiblemente el avance de armas nucleares, gracias a lo considerablemente más bien difícil que era realizar pruebas subterráneas. Los tiempos eran bastante buenos hasta …

7. 1968: Seven Minutes to Midnight

Las cosas sencillamente no podrían estar bien para toda la vida. En unos pocos años, Pakistán y la India habían empezó de manera oficial una guerra, Israel y Egipto se comprometieron guerra de seis días, y USA se encontraba intensamente arraigado en el Enfrentamiento de Vietnam. Las cosas no pintaban bien para el planeta. Pero los pésimos tiempos solamente estaban empezando, prácticamente completamente merced a China y Francia. Los dos países habían detonado de manera exitosa sus gadgets nucleares en los años anteriores al cambio de reloj y, a diferencia estadounidense y la Unión Soviética, ninguno de ellos participó en la firma del Tratado de Prohibición Limitada de Pruebas. Esto quería decir que estaban libres y libres para detonar sus bombas donde les encantaría. Esto tensó aún mucho más las relaciones entre los soviéticos y los estadounidenses gracias a su aparente falta de poder para detenerlos.

6. 1969 y 1972: 12 minutos para la medianoche

Una vez que Francia y China probaron de forma exitosa al planeta que eran capaces de sumarse a los perros enormes en la carrera de armamentos nucleares, USA y los soviéticos dejaron de jugar con los tratados de paz para todas las naciones que podrían detonar un dispositivo nuclear. En cambio, todas y cada una de las naciones de todo el mundo se juntaron en una suerte de ONU y firmaron un tratado por el que las pruebas secretas eran el único procedimiento aceptable de probando gadgets nucleares. Cada nación salvo por India, Pakistán y también Israel, eso es. Esto va a ser esencial mucho más adelante.

No obstante, de momento, ¡era paz y piruletas! Los estadounidenses y los soviéticos acordaron el SAL Estoy conforme, que vio a los dos lados congelando la producción de armas nucleares, con la opción de crear misiles para submarinos siempre y cuando destruyeran un misil por cada nuevo que fabricaran. Asimismo firmaron algo llamado Tratado de misiles antibalísticos, que vio a los dos lados deconstruir sus sistemas de defensa nuclear.

5. 1974: nueve minutos para la medianoche

1974, el año del Buda Sonriente. ¿Recuerda en las últimas partes de qué forma la India entró en guerra con Pakistán y después se negó a firmar el Tratado de Prohibición Limitada de Pruebas? Sí, eso acabó ocasionando ciertos inconvenientes. En 1974, India detonó de forma exitosa el dispositivo nuclear del Buda Sonriente, probando que eran capaces tanto de terminar Pakistán como de procurar terminar con toda la vida en la Tierra si de este modo lo querían. Esto puso inquieta a bastante gente, por razones evidentes.

Para empeorar las cosas, los estadounidenses y los soviéticos habían empezado a emplear múltiples automóviles de reentrada con objetivos independientes (MIRV). Era un nuevo género de ojiva nuclear, con la capacidad de efectuar asaltos mucho más precisos contra múltiples objetivos con la utilización de un solo cohete. A ninguna de las partes le agradó que la otra tuviese ese género de armas, y las diálogos sobre tratados nucleares nuevos y mucho más restrictivos han comenzado a alargarse conforme las dos partes llegaban a pactos sobre qué debieron desmantelar.

4. 1981: 4 minutos para la medianoche

USA terminaba de perderse deliberadamente los Juegos Olímpicos de Moscú. el año previo en queja y Ronald Reagan se encontraba en este momento su presidente, conque las cosas no podrían ser peor si lo procuraron. Los soviéticos habían estado invadiendo el Afganistán conformado por USA a lo largo de los últimos años y el presidente Reagan se encontraba comenzando a enfadarse por todo este tema de la Guerra Fría. Deseaba que terminara, y pensaba que solo había 2 caminos Para llevarlo a cabo: o controlar a Rusia con bombas aún mucho más poderosos o achicar drásticamente la proporción de ellas en el planeta. Adivina cuál era mucho más posible que sucediese.

En un movimiento bastante asombroso, el presidente Reagan empezó a instar a los soviéticos a debatir con USA la iniciativa de desmontar aún mucho más sus reservas. Las posibilidades de que esto verdaderamente funcionara eran impresionantemente bajas, pero Reagan de alguna forma logró empezar diálogos serias con Rusia sobre la iniciativa. El reloj avanzó de manera lenta hacia la destrucción total mientras que las tensiones reventaron, pero entonces sucedió algo orate …

3. 1989 a 1991: diecisiete minutos para la medianoche

los Tratado sobre fuerzas nucleares de alcance intermedio sucedió. Mientras que USA y los soviéticos agitaban sus dongs metafóricos el uno al otro, el pueblo de la Unión Soviética se preparaba para una revolución. Los países se desmoronaron y el poder cambió de manos distintas partes. En un instante, Gorbachov fue verdaderamente expulsado, pero velozmente regresó al poder. La Unión Soviética se se encontraba derrumbando, y prontísimo, no habría una Unión en lo más mínimo.

Antes que se perdiese bastante control, Gorbachov firmó el Tratado. Solicitó a las dos partes que desmantelen todos y cada uno de los misiles terrestres y de crucero nucleares y comúnes con un rango de tiro de entre 500-5.000 km, lo que como es natural fue algo positivo. Lamentablemente, poco una vez que todo lo mencionado sucediese, la Unión Soviética absolutamente implosionado en sí. Más allá de que eso puede escucharse como algo extraño con lo que estar molesto, tiene sentido en el momento en que se percata de que Rusia termina de perder el control de un sinnúmero de sus materiales nucleares. Más allá de que jamás se informó de la desaparición de armas, las piezas y los esquemas precisos para crear bombas prosiguen ocasionando inconvenientes hasta hoy, merced a ventas en el mercado negro.

2. El tapón del reloj: la crisis de los misiles cubanos

Posiblemente haya sentido una clara falta de Crisis de los misiles cubanos en esta lista sobre el Reloj del Juicio Final y la Guerra Fría. La razón de o sea que la crisis a dios gracias solo duró en torno a un par de semanas. No hay bastante tiempo a fin de que la gente que trabajan tras el reloj lo ajusten a la situación de hoy, pero si se hubiese cambiado para reflejar la situación, es prácticamente seguramente estuvo a un minuto de la medianoche. Probablemente a solo diez segundos de distancia.

Aguardamos que todos y cada uno de los que lean esto sepan sobre la crisis de los misiles cubanos, pero aquí hay un recordatorio por si las moscas. USA procuró (y fracasó) deponer al líder comunista de Cuba, Fidel Castro. Nikita Khrushchev inició diálogos con Fidel Castro poco después, en un intento de que dejara que se colocaran misiles balísticos intercontinentales soviéticos en Cuba como elemento disuasorio hacia USA. Castro aceptó el plan y los misiles han comenzado a mandarse a Cuba en misterio.

USA próximamente se percató de lo que sucedía y decidió denegar la entrada de sobra envíos a Cuba poniendo al país en cuarentena en vez de solo explotarlo fuera del mapa. Después, hubo ciertas negociaciones tensas tras escena, pero todo acabó andando en el final. Aproximadamente.

Pero la mayor parte de la multitud no entiende verdaderamente lo cerca que estuvimos. Los navíos estadounidenses que protegían Cuba de todos modos tenían órdenes de disparar contra cualquier barco que intentara llegar alén de su bloqueo, y un avión estadounidense aun fue derruido por un barco soviético en un instante particular. Ese acto por sí mismo podría ser el objetivo de todo el mundo, pero las dos partes sostuvieron la tranquilidad y todavía nos encontramos aquí, conque ¡viva de ahí que!

1. 2012: cinco minutos para la medianoche

Y en este momento llegamos por año pasado. De todos modos somos en peor situación de lo que éramos hace medio siglo en el momento en que el reloj apareció por vez primera en el ojo público. Pero no todo son malas novedades, puesto que el inconveniente en este momento es menos sobre la aniquilación mundial y mucho más sobre la destrucción regional. Existen muchas piezas nucleares que no se contabilizan tras la caída del Telón de Acero, y numerosos países todavía tienen enormes arsenales de armas de destrucción masiva, pero nos atrae meditar que todo va a salir bien. El Reloj del Juicio Final se mantuvo a lo largo de mucho más de 65 años, y ni solo una vez llegó a la medianoche (créanos, sabría si lo hiciese). Se ha acercado bastante antes, a lo largo de varios de los instantes mucho más oscuros de la narración de nuestro planeta, pero siempre y en todo momento nos las hemos arreglado para bajarlo. Conque date una palmadita en la espalda, humanidad, te la has ganado a lo largo de todos estos años sin acontecimientos de extinción.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *