Tu cerebro está mucho más loco de lo que piensas

El cerebro humano es, hasta donde entendemos, la cosa mucho más dificultosa del cosmos. Existe en la solitaria obscuridad del cráneo, pero al interpretar las señales eléctricas de los sentidos puede crear una imagen descriptiva de todo el mundo que lo circunda.

No se conoce con seguridad qué tan precisa es esta imagen y qué tan próxima es la versión de la verdad de un individuo con la de otra. Sin embargo, es un truco pasmante.

Todavía hay varias cosas que no comprendemos sobre el cerebro humano, y posiblemente jamás seamos suficientemente capaces para entenderlo completamente.

Entendemos que suceden varias cosas extrañas y poco comúnes en nuestras cabezas. Estas son diez causas por las que tu cerebro podría estar mucho más orate de lo que crees.

10. Tu cerebro es bastante complejo para una supercomputadora

El país nipón K PC se encuentra dentro de las supercomputadoras mucho más veloces y poderosos de todo el mundo. Sus 88.000 procesadores tienen la capacidad de efectuar extraordinarios 10,51 billones de cálculos por segundo, y se abre paso mediante precisamente exactamente la misma proporción de electricidad que una localidad de tamaño mediano.

Desde el momento en que entró en desempeño en 2011, instante en el que se clasificó como la PC mucho más rápida de todo el mundo, las habilidades de la máquina se han aprovechado para la investigación médica, la prevención de catastrofes y la modelización del cambio climático. En 2014 se usó para hacer el Mucho más precisa simulación de la actividad del cerebro humano nunca intentada.

Unicamente se simuló un mero 1% de toda la red neuronal del cerebro, cualquier cosa mucho más habría sido bastante aun para una máquina tan vigorosa y delicada como la PC K. Aun entonces requirió algo de trabajo pesado, y la máquina de Japón tardó unos 40 minutos en replicar solo un segundo de actividad cerebral.

La PC K se retirará en el mes de agosto de 2019, después de ser superada por máquinas poco a poco más veloces y poderosos. Aun estos todavía no tienen la capacidad de replicar la dificultad del cerebro humano.

9. Aptitud de memoria

En 2007, un canadiense llamado Dave Farrow rompió un récord mundial en el momento en que memorizó de forma exitosa una secuencia de 3068 naipes.

Más allá de que este es un logro increíble, en especial para esos de nosotros que peleamos por rememorar dónde dejamos nuestras llaves, solo raspa la área de la aptitud de almacenaje de memoria del cerebro humano.

Hasta recientemente, se pensaba que esto llegaba entre uno y diez tb, pero nuevos análisis proponen que el total real es múltiples órdenes de intensidad mayor.

Estudiosos en el Centro Salk de Estudios Biológicos piensan que el cerebro humano promedio puede guardar mucho más de un petabyte de datos. Eso es el semejante a 20 millones de archivadores de 4 cajones llenos de artículo, o cerca del 2% del total de expresiones escritas en todos y cada idioma en toda la historia registrada.

Una gran parte de esta aptitud se ocupa de cosas como cerciorarse de que no se despierte habiendo olvidado de qué forma leer un libro o conducir. Por necesidad, únicamente una fracción del resto está libre para usted en un instante particular. Sería de enorme manera problema si tuviese que seguir sus recuerdos de todos y cada uno de los sitios donde estuvo para saber dónde vive.

8. Medio cerebro puede ser bastante

Los cerebros humanos no son de ninguna forma los cerebros mucho más enormes de todo el mundo. Esa distinción especial forma parte a la ballena de esperma, cuyo cerebro pesa unas seis ocasiones mucho más que el nuestro. No obstante, cotejar el tamaño del cerebro con la masa corporal es una mejor indicación de sabiduría. En esta medida, la humilde musaraña de los árboles sale en la cima, con los humanos seguidamente.

Increíblemente, es viable remover un hemisferio del cerebro humano sin encontronazo negativo en el intelecto o la memoria del sujeto.

En casos extraños, los cirujanos no tienen otra alternativa que efectuar una hemisferectomía para impedir las conmociones del tolerante. En un adulto esto sería catastrófico, pero los desenlaces para los pequeños que se someten al trámite a una edad muy temprana son increíblemente positivos. Sus cerebros tienen la capacidad de amoldarse de una forma que un cerebro mucho más viejo no podría.

Un nuevo ensayo halló que no solo la mayor parte de los pequeños que se sometieron al trámite estaban libres de conmociones, varios estaban prosperando. Uno aun se había transformado en vencedor estatal de ajedrez.

7. Es posible que no tenga libre albedrío

Semeja evidente que los humanos tienen libre albedrío. Tomamos una cantidad enorme de resoluciones todos y cada uno de los días, y toda vez que actuamos sobre estas resoluciones, experimentamos Libre albedrío de primera mano. No obstante, se puede argumentar de manera fuerte que el libre albedrío no es mucho más que una ilusión conjurada por nuestro entendimiento.

Más allá de que se acostumbraba a opinar que la cabeza y la materia eran 2 entidades separadas, en este momento tenemos la posibilidad de decir con mucha seguridad que la cabeza no existe de manera sin dependencia. El cerebro semeja ser completamente material, lo que recomienda que debe obedecer la ley de causalidad, que todo efecto debe tener una causa concreta.

Esto deja poco o ningún espacio para el libre albedrío. Cualquier resolución que tomemos o acción que tomemos es un resultado ineludible del estado cerebral que lo antecedió instantaneamente, que se remonta aun antes actualmente en que nacimos.

Esto suena extraño, pero es un hecho predeterminado que los humanos son jueces horribles de su accionar. Tienen la posibilidad de manipularse a fin de que actúen de determinada forma; en el momento en que se les pregunta por qué razón lo hicieron, inconscientemente articulo-racionalizarán la acción y también insistirán en que tomaron una resolución fundamentada en su intención.

La cuestión de si el libre albedrío es verdaderamente una ilusión está lejos de resolverse, y una exclusiva Estudio de $ 7 millones se termina de publicar en un intento por venir a una contestación determinante.

6. Elasticidad cerebral

En 2014, un chino visitó la solicitud de su médico en Enorme Bretaña quejándose de problemas y fragancias extraños. Los escaneos mostraron un verme parásito excavando su sendero a través del cerebro del poco afortunado hombre, y los médicos pensaban que probablemente había estado allí a lo largo de cinco años.

Dado que hubiese podido marchar a lo largo de tanto tiempo con síntomas parcialmente manejables es testimonio de la destacable aptitud del cerebro para reordenarse y reconectarse.

Siempre y cuando aprendemos una exclusiva capacidad, o aun formamos nuevos recuerdos, la arquitectura física del cerebro se remodela. El hipocampo, una zona del cerebro relacionada con la navegación espacial, es de manera significativa mucho más grande en los taxistas de Londres que en la persona promedio. Asimismo se han encontrado diferencias en la composición del cerebro entre músicos y no músicos.

Los 90 mil millones del cerebro aproximadamente neuronas están vinculados por billones de conexiones. Estudiar una exclusiva capacidad forma nuevos vínculos, al paso que rememorar un recuerdo hace más fuerte los vínculos que ya están. Nuestros cerebros cambian, se amoldan y forman regularmente novedosas conexiones. Es esta elasticidad cerebral lo que quiere decir que las víctimas de accidentes cerebrovasculares de forma frecuente tienen la posibilidad de volver como estaba completamente pese a padecer daños permanentes en unas partes de su cerebro.

5. Tu cerebro podría ser un genio misterio

Por 31 años Jason Padgett la presencia era parcialmente insulsa. Tenía un trabajo de vendedor de futones y su momento de libertad viraba cerca de tomar y ligar con mujeres.

Todo eso cambió en 2002, en el momento en que se transformó en víctima de un ataque despiadado y no causado fuera de un club nocturno. Padgett logró tambalearse hasta un hospital del otro lado de la calle, donde le diagnosticaron haber sufrido una convulsión cerebral grave.

La vida de Padgett jamás volvería a ser exactamente la misma. El violento ataque de alguna forma había desbloqueado una capacidad antes sin explotar en su cerebro.

Al paso que previamente no había exhibido ningún interés o aptitud especial por las matemáticas, el ataque lo había transformado en un genio matemático. Aun la manera en que veía el planeta había cambiado intensamente. Parecía tal y como si estuviese pixelado, y adondequiera que mirase veía formas matemáticas complicadas conocidas como fractales.

Más allá de que la experiencia de Padgett fue increíblemente excepcional, no fue completamente única. Hay otros casos de personas que padecen una lesión cerebral, solo para conseguir novedosas capacidades poco comúnes.

Síndrome de savant conseguido es extraño, con solo unos pocos casos populares en el mundo entero. Pero ciertos científicos piensan que prácticamente cualquier cerebro humano podría probablemente reconfigurarse para desbloquear el genio interior.

4. Recuerdas mal el pasado

Nuestros recuerdos son escenciales para saber nuestro sentido de identidad. Sin ellos, estaríamos así y figurativamente perdidos en el planeta. Sabiendo su profunda relevancia para nosotros, es asombroso lo poco fiables que son nuestros recuerdos y lo poco que entendemos sobre de qué manera se forman.

La sabiduría usual afirma que los recuerdos se recuerdan por medio de neuronas conectadas en todo el cerebro que se activan al tiempo. Otras indagaciones recomienda que los recuerdos viven físicamente en las células cerebrales.

Con independencia de de qué forma se realice, los desenlaces no son muy fiables. Los recuerdos no están de manera perfecta grabados y completados para ser recuperados con total claridad en una fecha futura.

Según una investigación efectuada por neurocientíficos como Daniela Schiller, toda vez que recordamos un acontecimiento, nuestro recuerdo se transforma en un estado desequilibrado en el cerebro. En el momento en que se guarda nuevamente en la memoria, nuestro recuerdo de ese acontecimiento se altera sutilmente.

Utilizamos nuestros recuerdos para contarnos a nosotros una historia de quiénes somos, pero nuestro material fuente es intensamente poco fiable.

3. En el momento en que te pones a dieta, tu cerebro se come a sí mismo

El cerebro humano está compuesto por algo en la zona de 90 mil millones de neuronas. Hasta recientemente se pensaba que todos estos están presentes desde el nacimiento. En este momento entendemos que por medio de un desarrollo llamado neurogénesis posiblemente aun los cerebros mayores creen neuronas totalmente novedosas. Esta es una buena nueva, en tanto que vamos a perder muchas neuronas conforme navegamos por la vida.

La obesidad, el tabaquismo, el alcohol y la cocaína se han relacionado con la destrucción de las células cerebrales e inclusive con la reducción física del tamaño del cerebro, y un nuevo ensayo recomienda que aun la dieta puede lograr que el cerebro se debilite. canibalizar sí mismo.

Pese a solo pesar en torno a 3 libras, el cerebro consume precisamente el 20% de la energía del cuerpo, y en el momento en que hay menos calorías de las aguardadas, no semeja que le agrade bastante. Las neuronas empiezan a canibalizarse entre sí, lo que manda un mensaje urgente al cuerpo de que precisa comer algo más adelante muy próximo. Esto enseña por qué razón adelgazar puede ser tan bien difícil.

2. Tu cerebro no posee receptores de mal

En el momento en que nuestros cuerpos padecen daños físicos, receptores del mal Señales de observación de incendio que se levantan por la columna vertebral hasta el tálamo, que sirve como casa de clasificación del cerebro para las señales sensoriales. Entonces, el mensaje se transmite a las zonas del cerebro que se encargan de la sensación física, el pensamiento y la emoción. Esto da como resultado una sensación de mal intensamente desapacible.

Si el cerebro mismo se lesiona, esto no pasa. No posee receptores de mal propios. Esto quiere decir que es realmente posible que los cirujanos o neurocientíficos hurguen en el cerebro de alguien con ellos totalmente conscientes y sin afecciones. Entonces, el tolerante puede contribuir a los médicos a marcar un mapa del cerebro, lo que asiste para asegurar que no se generen daños a lo largo de la operación.

Un brasileiro llamado Anthony Kulkamp Días aun se entretuvo tocando la guitarra mientras que se sometía a cirugía cerebral.

1. La sinestesia se puede estudiar

Sinestesia es una condición que provoca que 2 o mucho más sentidos de un individuo se confundan. Entre los tipos más habituales es sentir los números tal y como si tuviesen un color especial. No obstante, viene en una gran pluralidad de sabores, como saborear expresiones o sentir que los días de la semana tienen personalidades o apariencias concretas.

La condición con frecuencia se asocia con personas especialmente creativas. El popular físico Richard Feynman vio ecuaciones en colores, y esto puede haberlo ayudado a ganar un premio Nobel de física en 1965.

Precisamente 1 de cada 300 personas nacen con sinestesia, pero es viable entrenar su cerebro para experimentarla. UNA estudiar en la Facultad de Sussex en el Reino Unido, los sujetos leyeron libros en los que algunas expresiones aparecían en determinado color.

Tras múltiples semanas de entrenamiento, la mayor parte del conjunto notificó haber visto esos colores aun al leer artículo negro estándar. No obstante, semeja que los efectos no fueron permanentes y en unas unas semanas la sinestesia había desaparecido.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *