Víctimas de secuestro que luego fueron encontradas vivas

El rapto es un delito horrible, que perjudica a toda clase de personas, desde pequeños hasta mayores, hombres y mujeres, pequeños y pequeñas. Por fortuna, no todas y cada una estas historias acaban en catástrofe. Con suerte, las historias de estas personas salvadas y la gente de buen corazón que las asistieron a conseguir la independencia nos van a animar la próxima vez que ocurra lo impensable.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *